Organizaciones de periodistas y defensoras de derechos humanos de Nicaragua advirtieron hoy sobre “el dominio totalitario” del presidente Daniel Ortega y su objetivo de “erradicar la libertad de expresión” y dieron cuenta del cierre de medio centenar de medios y de la salida del país de unos 25 periodistas en apenas dos meses de este año.

En un comunicado conjunto por el Día Internacional del Periodista, Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, Acción Penal e International Senior Lawyers Project trazaron un grave cuadro sobre la situación de los medios en el país.

El texto reseña que desde el regreso al Gobierno de Ortega, en 2007, desaparecieron 51 medios de comunicación y otros 16 espacios informativos.

“El gobierno presidido por Daniel Ortega y Rosario Murillo ha empleado todos los medios e instituciones bajo su dominio totalitario para erradicar la libertad de expresión del país", señaló el grupo de organizaciones en una carta que enviaron a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que "demande en todas las formas posibles" la libertad de prensa en Nicaragua.

El texto, consignado por el sitio 100Noticias, advierte que solo en agosto pasado “la oficina de telecomunicaciones del Estado, TELCOR, ordenó - sin mediar proceso administrativo alguno, ni derecho a apelación- el cierre de 23 medios de comunicación de la iglesia católica, radios comunitarias y pequeñas estaciones de televisión en el norte del país, el occidente, el suroriente y en las regiones autónomas de la Costa Caribe”.

Denuncia además que 12 medios fueron eliminados en el departamento de Matagalpa y que tras el cierre “se ha logrado ver que funcionarios y policías ocupan las instalaciones y confiscaron los equipos de transmisión”, cuyo destino se desconoce.

Funcionarios del Ejecutivo ya habían confiscado las instalaciones del diario La Prensa (agosto 2022), Confidencial (diciembre de 2018 y mayo de 2021) y 100%Noticias (diciembre de 2018).

La carta relata que unos 170 periodistas debieron irse del país por temor a represalias, “25 de ellos solo entre los meses de julio y agosto para evitar la cárcel y poder seguir informando”.

“Periodistas y personas relacionadas con medios de comunicación del país han sido apresados en 2021, incomunicados, enjuiciados en la cárcel en 2022 sin derecho al debido proceso, y luego condenados a años de cárcel, multas e inhabilitación”, alertaron las organizaciones.

Para los denunciantes, la OEA “no puede tolerar que se niegue a la nación nicaragüense la información a la que tiene derecho".

(Télam)