Las autoridades ucranianas tenían previsto evacuar hoy más civiles de la ciudad de Mariupol, luego de la exitosa salida ayer de casi un centenar tras pasar varias semanas en el interior de una inmensa fábrica de acero de la sitiada ciudad puerto del sur de Ucrania, en medio de un cruce de acusaciones respecto de quién era responsable de que las evacuaciones no se concretaran.

En otros frentes, el día 68 de la guerra entre Ucrania y Rusia presentó hoy un anuncio oficial de Kiev según el cual sus drones hundieron dos lanchas patrulleras rusas cerca de la isla de las Serpientes, en el mar Negro.

"Dos barcos rusos Raptor fueron destruidos hoy al amanecer cerca de la isla de las Serpientes", informó el Ministerio de Defensa de Ucrania en un comunicado distribuido en las redes sociales.

En otro orden, el gobierno de Israel reaccionó hoy en duros términos contra el canciller ruso, Seguei Lavrov, quien en declaraciones que hizo ayer dijo que, hasta lo que sabía, Adolf Hitler tenía sangre judía, en una referencia a la figura del presidente ucraniano, Volodomir Zelenski.

El gobierno de Israel convocó al embajador de Rusia para protestar por esas declaraciones, en las que Lavrov había dicho que "el sabio pueblo judío dice que los mayores antisemitas suelen ser judíos".

"La palabras de Lavrov son imperdonables e indignantes, así como un terrible error histórico. Los judíos no se asesinaron a sí mismos durante el Holocausto. El nivel más bajo de racismo contra los judíos es acusar a los judíos de antisemitismo", recalcó Lapid en su cuenta en la red social Twitter.

En tanto, la capital ucraniana parecía hoy acercarse un poco más a la normalidad previa a la invasión con la vuelta al servicio otras dos embajadas: la de Finlandia y la de Corea del Sur.

En cuanto a las evacuaciones en Mariupol, la alcaldía local informó hoy que proseguían "a pesar de las dificultades", aunque no se precisó si en lo que va de la jornada se habían constatado nuevos egresos desde las galerías subterráneas de civiles que permanecieron ocultos durante varias semanas, como sí se vio ayer incluso en videos caseros y de medios de comunicación.

"La evacuación, que debía comenzar hoy a las 7 continúa. Los colectivos aún no han llegado al lugar de reunión, pero les pedimos a los residentes de Mariupol que permanezcan cerca del centro comercial Port City", dice la alcaldía en un mensaje publicado en Telegram.

El Ministerio ruso de Defensa, en tanto, señaló que fueron 80 los civiles evacuados y que "quienes deseaban salir a zonas controladas por el régimen de Kiev fueron entregados a representantes de la ONU y el CICR". Ninguna de esas instancias informó a cuántos civiles transportaron.

La alcaldía de Mariupol espera que a lo largo de hoy logren alcanzar la localidad de Zaporiyia los civiles que ayer fueron evacuados de la asediada ciudad portuaria, pero que quedaron atrapados a mitad de camino, informó el portal alemán de noticias Deutsche Welle.

"Según nuestras informaciones, salieron ya de Mariupol y esperamos que lleguen a Zaporiyia esta tarde o por la noche", afirmó un portavoz de la alcaldía, a través de Telegram, según reprodujo el portal ucraniano Ukrinform.

En su mensaje diario al país, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, exaltó anoche el éxito de la operación y anunció más evacuaciones.

"Hoy finalmente logramos iniciar la evacuación de la gente de Azovstal", declaró en el video, señalando que deben llegar el lunes a Zaporiyia, bajo control ucraniano.

Esta madrugada el comandante de la 12 Brigada de la Guardia Nacional ucraniana, Denys Schleha, había informado a la agencia local Ukrinform que el ejército ruso había reanudado los "ataques masivos" contra la acería de Azovstal, en Mariupol, donde se refugian cientos de personas.

El jefe militar aclaró que, según sus estimaciones, todavía quedan varios cientos de civiles en los búnkeres de Azovstal, incluidos hasta 20 niños.

Agregó que también hay unos 500 militares heridos que esperan puedan salir de la acería. (Télam)