El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció hoy que a partir del 1 de mayo no

será obligatorio el uso de barbijos en casi la totalidad de los lugares cerrados, debido al descenso en la tasa de contagios y muertes por coronavirus y al incremento en la vacunación.

"Después de haber sostenido diálogos con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, hemos decidido que, a partir del 1 de mayo y por dos meses, hasta el 30 de junio, se extenderá la emergencia sanitaria", dijo Duque en conferencia de prensa.

"Pero también vamos a empezar a desescalar medidas no farmacológicas", agregó a los periodistas en la Casa de Nariño, sede de la Presidencia.

Desde el 1 de mayo quedará sin efecto el uso del tapabocas en espacios cerrados, con la excepción de los servicios de salud, hogares geriátricos, el transporte y los espacios cerrados dentro de las instalaciones educativas, explicó.

Esta medida será aplicada solo en los municipios en los que se haya alcanzado el 70% de vacunación contra el coronavirus y que hayan logrado al menos el 40% de cobertura con dosis de refuerzo, dijo el mandatario, informó la agencia de noticias AFP.

Desde el 24 de febrero se podía ir por las calles sin tapabocas, pero la obligación de utilizarlo se mantenía en espacios cerrados.

En tanto, los turistas que no tengan esquemas completos de vacunación o no cuenten con ninguna dosis contra el coronavirus deberán presentar una prueba PCR negativa que no sea superior a 72 horas o una prueba de antígenos que no mayor a 48 horas, dijo el presidente.

Duque informó también que paralelamente se eliminará la solicitud del certificado de vacunación para asistir a bares, restaurantes, discotecas, cines, bibliotecas, museos y eventos públicos y privados de carácter masivo.

Por último, dejarán de tener vigencia todas las medidas de bioseguridad con la excepción de las que atañen a los sistemas y servicios de salud, mientras que se consolidará la vigilancia colectiva y los seguimientos que se harán de carácter local con las autoridades sanitarias.

De acuerdo con el mandatario, más del 83% de los colombianos tiene al menos una dosis de la vacuna del coronavirus, y se estima que se alcance en pocos días el 70% de la población con las dos inyecciones.

En tanto, 11,2 millones de habitantes ya cuentan con la dosis de refuerzo. (Télam)