Las declaraciones del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, en las que se refirió a la wiphala como “un trapo” extendieron hoy las diferencias en Bolivia entre oposición y oficialismo, a días del paro cívico y de las masivas marchas a favor del Gobierno.

“Un trapo (la wiphala) no hace nada, un trapo no nos representa. Los que nos representa es nuestra fortaleza, lo que hacemos el día a día: nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, nuestra constancia, nuestra fe en Dios y el poder buscar la unidad para Bolivia”, afirmó Calvo, en declaraciones que reprodujo Gigavisión.

En su defensa salió el Comité Cívico cruceño, que ratificó su defensa de los símbolos patrios y cuestionó que se haya “sacado de contexto” las palabras del dirigente.

“Ante las infundadas aseveraciones de algunos medios de comunicación bajo el manejo gubernamental del MAS, que han sacado de contexto las declaraciones del presidente del Comité pro Santa Cruz, ratificamos nuestro respeto hacia todos los símbolos patrios y a nuestra pluriculturalidad boliviana”, señaló un comunicado.

El texto destaca que Santa Cruz es “el crisol de la bolivianidad, donde convergen todas las culturas del país en busca de mejores días en esta tierra hospitalaria”.

El Comité denunció y condenó un intento del Gobierno central y del oficialista MAS de buscar “generar odio y división mal utilizando la wiphala para su cometido”.

Click to enlarge
A fallback.

El Gobierno y la Defensoría del Pueblo rechazaron, por separado, las palabras de Calvo, que vuelven a poner a la bandera de los pueblos originarios en el centro de la escena, después de que fuera arriada en un acto oficial en Santa Cruz hace 10 días.

En su cuenta de Twitter del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, el titular de la cartera, Iván Lima, consideró “algo inaceptable” la declaración del líder cruceño.

“Ministro @ivanlimamagne en relación al descalificativo soez del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz en contra de la Wiphala: "Es algo inaceptable. Hay que explicarle al señor (Rómulo) Calvo que los símbolos patrios representan a la unidad del pueblo boliviano (sic)”, señaló el mensaje.

La Defensoría, en tanto, emitió un comunicado en el que expresa con preocupación que se busque atribuir el uso de la wiphala como bandera partidaria “cuestionando su origen, ancestralidad y simbolismo, para asumir un discurso discriminador y racista, orientado a descalificarla”. (Télam)