Decenas de civiles murieron en un ataque de yihadistas del grupo extremista Estado Islámico (EI) en Talataye, localidad del norte de Mali, anunciaron hoy un funcionario local y un responsable de un grupo armado.

El ataque fue seguido por intensos combates entre ellos y otros grupos armados en la región, incluidos yihadistas rivales, agregaron las fuentes.

"Lo que más nos preocupa es la situación humanitaria, la población está abandonada a su suerte", indicó el funcionario local, que pidió el anonimato.

"Más de 45 civiles murieron cuando el Estado Islámico tomó la ciudad (el martes), quemaron casas, el mercado y otros lugares", dijo el portavoz, citado por la agencia de noticias AFP.

Un funcionario del Movimiento para la Salvación de Azawad (MSA), uno de los grupos armados involucrados en los combates, estimó que murieron 30 civiles.

MalI, uno de los países más pobres del mundo, ha estado luchando contra las insurgencias separatistas y yihadistas desde 2012.

La violencia que comenzó en el norte y luego se extendió al centro del país ha matado a miles de civiles y soldados y ha desplazado a cientos de miles más.

(Télam)