El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rechazó hoy la "indigna, inmoral y mentirosa acusación del Departamento de Estado" de Estados Unidos, que en su informe anual denunció la falta de elecciones libres y casos de tortura en el país caribeño.

"Acuden a la infame retórica de siempre para calumniar a una isla heroica que sufre bloqueo criminal impuesto por el gobierno de Estados Unidos, causando enorme daño al pueblo cubano", afirmó Díaz-Canel en un mensaje publicado en Twitter, en español e inglés.

En su informe anual sobre derechos humanos publicado hace dos días, el Departamento de Estado norteamericano lamentó las continuas "restricciones" a la libertad de expresión en Cuba y afirmó que en este Estado "autoritario" se denunciaron ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y casos de tortura.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, calificó el informe de "engañoso y politizado", y mencionó "indicadores de justicia social, respeto y protección a los derechos humanos" de su población, de los que Cuba, bajo embargo de Estados Unidos desde 1962, se enorgullece, dijo.

"Si al gobierno de Estados Unidos le interesase defender los derechos humanos en Cuba, pondría fin al bloqueo y a las más de 240 medidas de (Donald) Trump que amenazan el bienestar y el sustento de 11 millones de cubanos", agregó Rodríguez, quien escribió su texto en los dos idiomas, según la agencia de noticias AFP.

Con la llegada del republicano Trump a la Casa Blanca, en 2017, Washington reforzó el embargo, alegando violaciones de los derechos humanos en Cuba y el apoyo de La Habana al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

La esperanza de que las tensiones se aliviarían con la elección del demócrata Joe Biden no se han visto satisfechas aún, pues la isla no apareció hasta ahora entre los temas prioritarios de política exterior de la nueva administración estadounidense, que, en cambio, está mostrando firmeza en materia de derechos humanos. (Télam)