El gobierno de Cuba anunció hoy que resolvió autorizar temporariamente la importación libre por parte de viajeros de alimentos, medicamentos y artículos de tocador, así como reformas salariales en el amplio sector estatal, tres días después de que comenzaran unas inéditas protestas en la isla.

Lo anunciaron, respectivamente, el primer ministro, Manuel Marrero, y el ministro de Economía, Alejandro Gil, en sendos mensajes televisados, informó la prensa oficial cubana.

Las autoridades decidieron "autorizar excepcionalmente, y con carácter temporal, la importación por la vía del pasajero, es decir, del equipaje acompañante en el viaje, los alimentos, aseos y medicamentos sin límite de valor de importación y libre de pago de aranceles", dijo Marrero.

"Esto es una medida que estamos tomando hasta el 31 de diciembre; después haremos una valoración", agregó Marrero, quien estaba junto al presidente Miguel Díaz-Canel, según la agencia de noticias Prensa Latina y el diario Granma.

Esa autorización fue unA de las medidas solicitadas por académicos e intelectuales en una reciente carta abierta al gobierno, con el fin de aliviar la escasez de alimentos y medicinas, que figuraron entre las principales motivaciones de las protestas desatadas el domingo pasado en decenas de ciudades de la isla, según la agencia AFP.

Asimismo, "se eliminará gradualmente la escala salarial en la empresa estatal socialista, lo que aumenta su autonomía y mejorará los ingresos de sus trabajadores", afirmó Gil.

El ministro explicó que ello permitirá a las empresas administrar sus políticas salariales de acuerdo con sus resultados, de modo que ganará más quien más riqueza genere y más eficiente sea.

Gil reveló que esa medida formará parte de una reestructuración del sector empresario estatal, que incluirá la elaboración de un marco jurídico para incorporar el concepto de pequeñas y medianas empresas (pymes) en el sector público cubano. (Télam)