El ente regulador de Cuba autorizó hoy el uso de emergencia de la vacuna Abdala contra el coronavirus, desarrollada en la isla y la primera de América Latina en recibir la aprobación para su utilización de forma masiva.

El inoculante, que tiene una eficacia del 92,28% según estudios locales, ya se administra entre los cubanos, fue exportada a Venezuela donde también será producida y varios países de la región mostraron su interés por adquirirla, entre ellos la Argentina. (Télam)