El Senado de Paraguay aprobó hoy, y convirtió en ley, la conformación de una comisión bicameral de investigación de lavado de dinero y otros delitos conexos, en una primera reacción a la serie de denuncias cruzadas entre organismos, partidos y dirigentes, disparada por la serie de asesinatos de parte de sicarios, todo hechos sospechados de estar relacionados con el nacrtráfico.

Se trata de una comisión de investigación de carácter transitorio que estará integrada por tres senadores y tres diputados.

La comisión trabajará en forma coordinada con la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), el Banco Central del Paraguay (BCP), el Ministerio Público y el Poder Judicial.

El texto señala que la misión tendrá una duración de 60 días hábiles prorrogables por un plazo igual o menor y elevará a consideración de cada una de las Cámaras del Congreso informes sobre sus actividades, que incluirá el estado en que se encuentren las investigaciones en cada caso, reportó el sitio del diario Última Hora.

El senador Jorge Querey, del Frente Guasú, resaltó que con esta comisión se podrá obtener un reporte sobre el lavado de dinero en el país, respecto a "cuáles son las circunstancias actuales en las que nos desenvolvemos, cuáles fueron las denuncias presentadas, cómo se han procesado por el Ministerio Público y por el Poder Judicial casos emblemáticos que fueron expuestos a luz pública, así como casos emblemáticos encajonados en alguna dependencia estatal".

Querey denunció que existe una estructura estatal “complaciente a las organizaciones criminales” y que quizás algunos "delitos menores han colaborado a constituir esa complicidad, una complicidad que abrió las puertas del infierno".

"Hoy, con el lavado de dinero, el asesinato de las dos personas significativas de la sociedad, el fiscal Marcelo Pecci y el intendente José Carlos Acevedo, o el sistema de inacción, en el menor de los casos, nos ha llevado a esta situación que percibimos hoy como tremendamente peligrosa", expresó el legislador.

Pecci fue asesinado el 10 de mayo durante su luna de miel en una isla de Colombia y Acevedo fue baleado el 17 por sicarios en la misma ciudad que gobernaba. (Télam)