El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, sancionó hoy las 15 reformas a una ley que recrudece las penas a los delitos de violencia contra la mujer, aprobadas en marzo por la Asamblea Legislativa.

"Firmamos las reformas a la Ley de Penalización de la violencia contra las mujeres para protegerlas ante situaciones de violencia, en una separación, divorcio, noviazgo o relación casual. Esta realidad nos duele y por eso debemos combatirla con más firmeza", informó Alvarado en su cuenta de Twitter.

Las iniciativas, aprobadas en segundo y definitivo debate el 17 de marzo, reforman 15 artículos de la mencionada norma y el Código Procesal Penal para permitir ordenar la prisión preventiva en las relaciones de noviazgo o casuales, informó la agencia de noticias Sputnik.

Estos cambios buscan garantizar los derechos de las mujeres y sancionar las formas de violencia física, psicológica, sexual y patrimonial contra ellas, para ampliar su ámbito de aplicación y proteger así a un mayor número de víctimas de violencia.

La ministra de la Condición de la Mujer, Marcela Guerrero, valoró esta medida, pero ya adelantó que impulsa una nueva reforma que incluya los escenarios aún no tipificados en los feminicidios, como el ataque y acoso sexual, la trata de personas, la migración, el crimen organizado y las redes delictivas. (Télam)