El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, firmó hoy la adhesión de su país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un foro internacional liderado por las potencias occidentales y sus aliados -entre ellos México, Chile y Colombia, en la región- para coordinar políticas económicas y sociales.

"Es un gran día para Costa Rica: firmé la ley de aprobación del Acuerdo de Adhesión y de la Convención de la OCDE, y seremos miembros plenos de esa influyente organización. Culmina proceso de tres administraciones, y trabajo conjunto de tres poderes, sector privado y sociedad civil", informó Alvarado en su cuenta de la red social Twitter.

El Congreso de Costa Rica aprobó el pasado lunes, en la segunda y definitiva votación, la adhesión del país al organismo con sede en Francia y solo faltaba la firma presidencial.

De esta manera concluye un largo proceso de ingreso de cinco años para que Costa Rica se convierta en el miembro número 38 de la OCDE y apenas el cuarto de América Latina.

En estos cinco años, Costa Rica atravesó un proceso riguroso de evaluación por parte de la OCDE, que generó recomendaciones y una agenda de reformas y medidas que el Estado centroamericano implementó durante los últimos años.

Los actuales miembros de la OCDE son Austria, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Colombia, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea del Sur, Latvia, Lituania, Luxemburgo, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, República Eslovaca, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos. (Télam)