El Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte de Brasil, decidirá mañana si ratifica la decisión individual de uno de sus miembros, Edson Fachin, quien anuló las condenas y causas contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la Operación Lava Jato.

El presidente de la corte, Luis Fux, incluyó la votación en la agenda y de ser confirmada la decisión de Fachin se ratificará la condición de Lula como habilitado para participar de las elecciones generales de 2022, para las que aparece como favorito en las encuestas.

Lula fue beneficiado por la anulación de Fachin, que aceptó el mes pasado un habeas corpus de 2015, y al día siguiente la Sala II de la corte declaró parcial al exjuez Moro en la causa por la cual el expresidente estuvo preso 508 días.

Instructor en la corte de Lava Jato, el voto de Fachin anulando las causas de la jurisdicción de la ciudad sureña de Curitiba permite evitar condenar o declarar culpable de persecución al exjuez Moro, de quien siempre fue un aliado jurídico en la alta corte.

De esta manera, según juristas, la votación de mañana puede extenderse para otras jornadas debido a que, según Fachin, la culpabilidad de Moro puede ser anulada en caso de que la corte ratifique la incompetencia por jurisdicción.

El magistrado determinó que las causas vuelvan a foja cero pero que se reinicien en Brasilia, sin apuntar lawfare o desvío de conducta de Moro -luego ministro del ultraderechista Jair Bolsonaro-.

El pleno de la corte puede eliminar la decisión de Fachin y mantener la parcialidad de Moro, lo cual anularía toda el historial judicial de Lula incorporado por Lava Jato.

La sala II de la corte votó por 3 a 2 por la parcialidad de Moro.

El peor escenario para el fundador del PT sería que la mayoría de la corte rechace las dos decisiones y lo mantenga condenado e inhabilitado.

(Télam)