La Corte Penal Internacional (CPI) anunció hoy que su jurisdicción abarca los territorios ocupados por Israel en la guerra de Medio Oriente de 1967, lo que habilitaría a que su fiscal inicie una investigación por crímenes de guerra militares por parte de los israelíes.

La fiscal principal de la CPI, Fatou Bensouda, dijo en 2019 que había una “base razonable” para iniciar una investigación por crímenes de guerra a las acciones militares de Israel en la Franja de Gaza y sus asentamientos en Cisjordania, reclamados por Palestina, pero pidió a la corte que determine si tenía jurisdicción territorial antes de avanzar en el caso.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó a la CPI de "tribunal político" después de que la institución declarara que tiene jurisdicción sobre la situación de los Territorios Palestinos ocupados, citó la agencia de noticias AFP.

"Hoy, el tribunal probó una vez más que es un órgano político y no una institución judicial", criticó Netanyahu en un comunicado.

El primer ministro sostuvo que la decisión de la CPI socava el "derecho de las democracias a defenderse contra el terrorismo".

A su vez, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, anunció la preocupación de Washington por la decisión del tribunal internacional.

"Tenemos serias preocupaciones respecto a los intentos de la CPI de ejercer su jurisdicción sobre personal israelí. Siempre hemos tenido la postura de que la jurisdicción de la corte debe limitarse a los países que la aprueban o que son remitidos (a esta) por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", dijo Price, según recogió la agencia de noticias Sputnik.

La CPI es un tribunal de justicia internacional permanente con sede en Países Bajos cuya misión es juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y lesa humanidad. (Télam)