La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presentó hoy un proyecto de emisión de un certificado sanitario para permitir una circulación de los inmunizados contra el coronavirus, medida reclamada principalmente por el turismo ante el inicio del verano boreal.

El documento, formalmente llamado "Certificado Digital Verde", registrará que el portador fue vacunado, es inmune o obtuvo resultado negativo de un examen de PCR, precisó la agencia de noticias AFP.

El documento "estará disponible, de forma gratuita, en formato digital o en papel, e incluirá un código de barras para garantizar la seguridad y autenticidad del certificado", anunció la Comisión Europea.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, apuntó que el certificado "no será un requisito previo para ejercer el derecho a la libre circulación y no discriminará de ningún modo".

Con relación a la vacunación, el certificado tendrá en cuenta las cuatro vacunas que ya fueron autorizadas para aplicación en la UE: las de BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson, aunque países del bloque podrían aceptar certificación emitida por otras vacunas.

El certificado será válido en todos los países europeos y la intención de la comisión es que esté disponible a tiempo para la temporada del verano boreal (de fines de junio a fines de septiembre).

En este escenario, la Comisión adoptó una propuesta legislativa para establecer "un marco común" sobre el certificado digital, así como un proyecto de normativa para emitir esos certificados a ciudadanos de terceros países que residan en la UE.

"Por razones jurídicas, son necesarias propuestas separadas para los ciudadanos y los no ciudadanos de la UE", apuntó la Comisión, aunque señaló que "no existe diferencia de trato entre los ciudadanos y los no ciudadanos de la UE admisibles a efectos de los certificados".

El documento incluirá un volumen "limitado" de información a la que solo se podrá acceder para confirmar y verificar la autenticidad y validez del certificado, para evitar problemas con la protección de datos del usuario, indicó la agencia de noticias Europa Press.

Si se aprueba el certificado, que aún debe ser negociado con el Consejo y la Eurocámara, la Comisión también pide que sea una medida "temporal" que sea suspendida en el momento en que la Organización Mundial de la Salud declare el final de la emergencia sanitaria, pero que podría ser reactivado en el futuro en caso de nuevas pandemias. (Télam)