México registró 294.287 muertes asociadas al coronavirus hasta el pasado 13 de febrero, lo que representa un 69,3% más decesos que los reportados hasta esa fecha, según un informe del Gobierno sobre exceso de mortalidad.

Las autoridades mexicanas han contemplado durante mucho tiempo la posibilidad de que el número real de muertes por coronavirus sea superior al reportado, tal como se cree en muchos otros países.

Hasta el 13 de febrero último, el Ministerio de Salud había reportado 173.771 fallecimientos por coronavirus, por lo que la cifra del estudio sobre exceso de mortalidad supera ese número en 120.576 muertos, consignó la agencia de noticias AFP.

La primera muerte por coronavirus en México fue informada el 18 de marzo de 2020. 

En su informe diario sobre la crisis sanitaria, el Gobierno dio cuenta ayer de un total de 201.623 fallecidos, al agregar 194 nuevos casos. 

Según esta cifra oficial de muertes y según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es el tercer país entre los que más fallecimientos por coronavirus acumulan, detrás de Estados Unidos, con casi 550.000, y Brasil, con más de 312.000.

Las cifras divulgadas este fin de semana son consistentes con un informe previo del Instituto Nacional de Estadística (INEGI).

A finales de enero pasado, ese organismo informó que hasta agosto de 2020, México -de 126 millones de habitantes- había registrado 68% más decesos de los que se habían reportado inicialmente hasta esa fecha.

El nuevo balance proviene de los certificados de defunción, que cuentan también a quienes murieron en sus casas. 

El director de estadísticas sociodemográficas del INEGI, Édgar Vielma, explicó en enero que las diferencias numéricas se debían a que muchas personas no estaban muriendo en hospitales sino en sus viviendas.

El país centroamericano recibió ayer un lote de 1,5 millones de vacunas del laboratorio anglosueco AstraZeneca, que envió el Gobierno de Estados Unidos tras un acuerdo entre ambos países alcanzado a mediados de marzo. 

Se trata de la primera parte de las 2,7 millones de dosis que el Gobierno estadounidense prometió enviar a México. 

"México agradece al Gobierno del presidente (Joe) Biden su autorización a AstraZeneca para enviar 2,7 millones de dosis de vacunas fabricadas por esa empresa a nuestro país", dijo en Twitter más temprano el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. 

"Es un respaldo muy significativo en un momento crítico que da cuenta de la estrecha cooperación de ambas naciones", agregó. 

A mediados de marzo, la Casa Blanca dijo que planeaba enviar millones de dosis de la vacuna contra la Covid de AstraZeneca a México y Canadá, que ya fue aprobada en ambos países pero que espera la luz verde de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Biden y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sostuvieron una reunión virtual a inicios de marzo en la que se abordaron temas clave de la agenda bilateral como la migración, pero también el acceso a las vacunas contra la Covid-19. (Télam)