Alemania cerrará sus fronteras con República Checa y la región austriaca del Tirol, en un intento por neutralizar el aumento de casos de las variantes más contagiosas de coronavirus, anunció hoy el ministro de Interior, Horst Seehofer, luego que la canciller Angela Merkel volviera a defender su decisión de mantener las restricciones para garantizar que no haya un nuevo ascenso de casos.

"Eso es lo que decidiremos. Fue lo acordado con la canciller y el vicecanciller", indicó el Ministro al diario Süddeutsche Zeitung, en una entrevista en la que precisó que la medida debía entrar en vigor el "domingo por la noche" y que se están discutiendo todavía qué excepciones se contemplarán.

Poco antes, la canciller Merkel había defendido las restricciones impuestas en las últimas semanas por la segunda ola de la pandemia -fueron "apropiadas, necesarias y adecuadas"- y advirtió que no las levantó porque circulan en el país variantes del virus que representan un “peligro real”, según reprodujo el canal de noticias público Deutche Welle.

Ayer, el Gobierno austriaco había decidido aislar la provincia del Tirol, considerada el mayor foco europeo de la cepa sudafricana de coronavirus, según informó la agencia de noticias AFP.

A finales de enero, Alemania prohibió las entradas en su territorio de los viajeros procedentes de países muy castigados por las variantes del coronavirus, como el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Estas restricciones, no obstante, no afectan a los alemanes que residen en esos países ni a los ciudadanos de esos países residentes en Alemania, ni tampoco a los pasajeros en tránsito ni a la circulación de mercancías.

El Gobierno checo, por su parte, anunció que había aislado tres cantones, dos de ellos en la frontera con Alemania.

Los habitantes no pueden abandonar esos territorios y nadie podrá entrar allí, salvo excepciones, indicó el Gobierno.

Según Michael Kretschmer, jefe del Gobierno del Estado federado de Sajonia, limítrofe con la República Checa, "se reducirán las idas y venidas de ciudadanos fronterizos" probablemente a partir del sábado y solo se permitirá la entrada en Alemania de trabajadores fronterizos del sector sanitario. (Télam)