Corea del Sur rompió su récord de contagios diarios de coronavirus por tercer día consecutivo, al reportar 1.378 nuevos positivos, y se prepara para elevar el alerta sanitario al máximo nivel en el área metropolitana de la capital, Seúl, para contener el avance de la variante Delta, más contagiosa que las versiones anteriores.

Además, la Agencia de Prevención y Control de Enfermedades de Corea (KDCA) reportó dos nuevos fallecimientos, con lo que se eleva a 2.038 el total de muertos por el coronavirus, mientras que el total de casos asciende a 166.722, informó la agencia de noticias Europa Press.

También es la primera vez que los contagios diarios en el país superan los 1.200 durante cuatro días consecutivos, tras los 1.212 del miércoles, 1.275 del jueves y 1.316 de ayer.

Desde el lunes, la zona metropolitana de la capital, la vecina provincia de Gyeonggi y la ciudad portuaria de Incheon entrarán en el llamado nivel 4 durante las próximas dos semanas, el máximo nivel de alerta estipulado por las autoridades, informa la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Según la normativa, las reuniones privadas de tres o más personas estarán prohibidas después de las 18 y las clases en presenciales estarán cerradas.

Solo los familiares podrán acudir a bodas y funerales. Se ordenará el cierre de establecimientos de entretenimiento, incluidos clubes nocturnos, pubs y juegos deportivos, mientras que los restaurantes podrán tener clientes para cenar hasta las 22.

Durante mucho tiempo Corea del Sur fue considerada un modelo en la gestión de la pandemia, debido a la disciplina de la población en el cumplimiento de las consignas de distanciamiento social.

Pero la vacunación avanza a un ritmo muy lento por la escasez de dosis. (Télam)