Corea del Norte lanzó hoy ocho misiles balísticos desde varios lugares, dijo el Ejército de Corea del Sur, un día después de que Seúl y Washington completaran sus primeros ejercicios conjuntos con un portaaviones estadounidense en más de cuatro años.

"Nuestro Ejército detectó ocho misiles balísticos de corto alcance disparados desde Corea del Norte", dijo el Estado Mayor Conjunto surcoreano, informó la agencia de noticias AFP.

Los lanzamientos se hicieron durante unos 30 minutos desde múltiples lugares, incluyendo Sunan en la capital Pyongyang, Tongchang-ri en la provincia de Pyongan (norte) y Hamhung en la provincia de Hamgyong (sur), agregó.

La administración norcoreana mejoró este año su programa de armas pese a enfrentar duras sanciones económicas, y analistas han advertido que el régimen norcoreano prepara un nuevo ensayo nuclear.

Según dos informes locales, dos misiles fueron lanzados desde cada lugar, probablemente desde lanzadores transportadores erectores (TEL). Se trata del número más alto de misiles balísticos lanzados por Corea del Norte un mismo día y de una sola vez.

Por su parte, Japón dijo que los lanzamientos tuvieron lugar en varios lugares, y que Pyongyang probó misiles a una "frecuencia sin precedentes" este año.

"Podemos decir que la gran cantidad de lanzamientos desde al menos tres lugares en un período corto como este es inusual", dijo el ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, y confirmó que Corea del Norte disparó al menos seis misiles, publicó AFP.

"Esto es absolutamente inaceptable", aseveró.

El lanzamiento se produjo un día después de que Corea del Sur y Estados Unidos concluyeran simulacros a gran escala de tres días que involucró el USS Ronald Reagan, un portaaviones de propulsión nuclear de 100.000 toneladas.

Fue el primer ejercicio militar conjunto de los dos países aliados desde que el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, asumió el cargo el mes pasado, y el primero con un portaaviones desde noviembre de 2017.

Pyongyang lleva tiempo protestando contra los ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington, tachándolos de ensayos de invasión.

"El ejercicio consolidó la determinación de ambos países de responder severamente a cualquier provocación norcoreana, al tiempo que demostró el compromiso de Estados Unidos de proporcionar una disuasión ampliada", dijo el Estado Mayor Conjunto surcoreano en un comunicado.

Funcionarios estadounidenses y surcoreanos advierten desde hace semanas que Pyongyang podría realizar una séptima prueba nuclear. (Télam)