El Consejo Nacional Armenio (CNA) de Sudámerica acusó hoy a Azerbaiyán de iniciar "ataques a gran escala" en la disputada región de Nagorno Karabaj y alertó sobre la posibilidad que "el conflicto escale a mayores y provoque una crisis sin precedentes en la región".

"Azerbaiyán inició ataques a gran escala contra ciudades e infraestructura civil dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Armenia", denunció el órgano en un comunicado firmado por su director, Aram Mouratian.

"La actual ofensiva se produjo de manera sorpresiva y masiva con drones, artillería pesada e ingreso de infantería dentro de territorio armenio", añadió el texto y alertó "sobre la posibilidad de que el conflicto escale a mayores y provoque una crisis sin precedentes en la región".

Las hostilidades de los últimos días dejaron al menos 105 militares muertos del lado armenio y unos 50 del lado de Azerbaiyán, de acuerdo al parte provisorio informado por ambas partes.

Se trata de los enfrentamientos más sangrientos desde los que se produjeron en 2020 en la región de Nagorno Karabaj, de población mayoritariamente armenia y que ambos países se disputan desde que decidió separarse en 1988 de la entonces república socialista soviética de Azerbaiyán.

Las hostilidades, que se prolongaron por seis semanas y causaron más de 6.500 de muertos, cesaron el 10 de noviembre de 2020 en virtud de una declaración adoptada un día antes por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

Por acuerdo entre las partes, Rusia emplazó en la zona un contingente de paz, paralelamente a la retirada de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer y Lachín, anexados durante la guerra de 1992-94.

Este acuerdo fue visto como una humillación en Armenia, donde varios partidos de la oposición piden desde entonces la dimisión del primer ministro, Nikol Pashinian, al que acusan de haber hecho demasiadas concesiones.

"Los ataques se producen en un contexto de incremento de la presión para obligar a la parte armenia a realizar mayores concesiones a las que ya se hicieron tras la guerra de Artsaj (Nagorno Karabagh) en 2020", denunció en ese sentido el CNA y reclamó "una condena firme de la comunidad internacional al accionar hostil por parte de Azerbaiyán" y su aliado Turquía. (Télam)