La Cámara de Diputados de Brasil aprobó hoy y convirtió en ley el proyecto que le otorga independencia al Banco Central respecto de los poderes del Estado, en una demostración de fuerza que unió a la extrema derecha del presidente Jair Bolsonaro con la derecha liberal.

La norma, que había sido aprobada en el Senado en 2020 y defendida por la Federación de Bancos (Febraban) y los principales medios de comunicación, fue aprobada por 339 votos a favor y 114 en contra y establece mandatos fijos de cuatro años de sus ocho directores. (Télam)