El cineasta y opositor iraní Jafar Panahi, detenido la semana pasada en Teherán, deberá purgar una pena de seis años de prisión, según un fallo de 2010 que lo acusó de promover "propaganda contra el régimen" por apoyar las protestas de 2009 contra la reelección del ultraconservador Mahmud Ahmadinejad como presidente de la República Islámica.

Panahi, uno de los cineastas iraníes más galardonado, "fue condenado en 2010 a seis años de prisión (...) y fue trasladado al centro de detención de Evin para purgar su pena", indicó el vocero de la institución judicial iraní, Masud Setayeshi, en una rueda de prensa.

El director de cine, de 62 años, obtuvo un León de Oro en Venecia en 2000 por "El círculo" y el premio al mejor guión en Cannes en 2018 por "Tres caras". Tres años después, logró el Oso de Oro de Berlín por "Taxi Teherán", recordó la agencia de noticias AFP.

El cineasta fue declarado culpable por "propaganda contra el régimen" por apoyar las protestas de 2009 contra la reelección de Ahmadinejad como presidente de la República Islámica.

El dirigente ultraconservador fue presidente de Irán entre 2005 y 2013.

Detenido durante dos meses en 2010, Panahi ha estado bajo libertad condicional que podía ser revocada en cualquier momento.

El pasado 11 de julio, fue arrestado a su llegada al tribunal de Teherán cuando iba a comparecer en el caso de otro director de cine también galardonado, Mohammad Rasulof. Este último fue detenido el 8 de julio junto a su compañero Mostafa Aleahmad.

Los cineastas habían denunciado a mediados de mayo en una carta abierta el arresto de varios de sus colegas por parte de las autoridades y la represión contra los manifestantes en Irán.

Las autoridades iraníes llevaron a cabo últimamente numerosas detenciones, incluida una figura del movimiento reformador, Mostafa Tajzadeh, interrogado el viernes último bajo la acusación de "actividades contra la seguridad del Estado".

Francia pidió el viernes pasado la "liberación inmediata" de los cineastas y denunció un fenómeno que ilustra "el inquietante deterioro de la situación de los artistas en Irán".

(Télam)