La justicia de Paraguay condenó hoy a penas de tres años de cárcel por perturbación de la paz pública a tres jóvenes que participaron de las protestas del llamado “marzo paraguayo” de 2017, cuando miles de ciudadanos rechazaron en las calles una votación del Congreso que abría la puerta a la reelección del entonces presidente Horacio Cartes.

Aunque la prensa local difundió el caso como “la quema del Congreso” -porque el 31 de marzo efectivamente parte de quienes se manifestaban incendiaron un ala del legislativo- las condenas no tuvieron que ver directamente con lo sucedido en el Parlamento.

Stiben Patrón, Roberto Rojas y Nelly Cortesi, militantes del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) -el principal de oposición- fueron hallados culpables de perturbación de la paz pública y absueltos en otros hechos punibles por los que estaban procesados, y deberán cumplir la pena una vez que el fallo quede firme.

Los fiscales Aldo Cantero y Eugenio Ocampos habían solicitado la pena de cinco años de cárcel para Patrón y Rojas y seis para Cortesi.

Patrón fue absuelto de las acusaciones de daño a obras de construcción y medios técnicos porque la calificación del hecho no puede ser instruida en el caso de la destrucción de un equipo de computadora y un escáner.

El Tribunal de Sentencia también absolvió a Rojas por coacción, debido a que no se demostró fehacientemente que él destruyó un patrullero con un cono ni agredió a policías.

Sobre Cortesi, los jueces resolvieron no dar curso a ninguna pena por incitación a cometer hecho punible, ya que no se pudo probar que una publicación en Facebook en la que se basaba la acusación fuera realmente de ella. La Fiscalía sostenía que la mujer pidió a través de la red social nafta para quemar el Congreso.

Tampoco encontraron elementos suficientes para condenarla por daño a obras de construcción y medios técnicos de trabajo porque no se probó que con un palo rompió uno de los vidrios de blíndex del edificio.

Patrón repudió la sentencia y dijo que apelaría contra el fallo del Tribunal de Sentencia, y el fiscal Cantero dijo que haría lo propio.

“Nosotros creemos que tenemos que ser absueltos. Defender la democracia jamás puede considerarse perturbación a la paz pública. La paz la perturbaron 25 senadores en una sala cuando quisieron violar la ley para que Cartes tenga la reelección”, declaró Patrón, según el diario ABC Color.

Señaló además que el fallo responde a su condición de militantes del PLRA, porque muchos otros ciudadanos realizaron destrozos peores pero están libres. (Télam)