La justicia de Colombia condenó hoy a 46 años de cárcel a un hombre por su participación en el atentado a la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional en Bogotá, en enero de 2019, que dejó 22 muertos y 64 heridos, y que marcó el fin del proceso de diálogo entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Ricardo Andrés Carvajal Salgar ya había sido declarado culpable a mitad de marzo, pero hoy se conoció la pena, impuesta por los delitos de terrorismo agravado, homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa agravado, fabricación tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Armadas, y daño en bien ajeno agravado.

Los fiscales de la Seccional Bogotá y de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales demostraron que Carvajal Salgar pagó el alquiler de una bodega, al sur de Bogotá, donde fue escondida y acondicionada con explosivos la camioneta utilizada para cometer el atentado, el 17 de enero de 2019.

Una de las evidencias en la investigación da cuenta de que, a través de una llamada telefónica, el hoy sentenciado le aseguró a una tercera persona que se había escondido porque estaba vinculado al ataque terrorista.

Además de la pena de prisión, Carvajal Salgar deberá pagar multa de 20.442 salarios mensuales legales vigentes y cumplir una inhabilidad de 20 años para ejercer cargos públicos, según el diario El Tiempo.

Capturado días después del atentado, Carvajal Salgar está detenido en la cárcel La Picota, de Bogotá.

En el atentado organizado por el ELN, una camioneta Nissan Patrol cargada con explosivos chocó intencionalmente contra un alojamiento femenino en la Escuela de Cadetes, en un ataque suicida sin precedentes en la historia de Colombia.

El presidente Iván Duque dio oficialmente por finalizado el proceso de paz con la guerrilla del ELN y ordenó la captura inmediata de todos sus cabecillas, incluyendo a los miembros de la hasta entonces mesa negociadora. (Télam)