A fin de acelerar la campaña de inmunización contra el coronavirus, que va a la zaga de muchas otras naciones, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, solicitó suministros adicionales de la vacuna a la firma estadounidense de medicamentos Pfizer.

Tras mantener conversaciones con el presidente estadounidense, Joe Biden en la Casa Blanca, Suga concluyó su visita a Washington ayer con una llamada telefónica al director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Taro Kono, ministro japonés encargado de la vacunación contra el coronavirus, dijo hoy en declaraciones televisivas en Tokio que ambas partes "prácticamente han llegado a un acuerdo" sobre la provisión de vacunas.

Suga pidió a Bourla dosis adicionales de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus para cubrir antes de septiembre a todos los japoneses habilitados para ser inoculados, dijeron hoy funcionarios no identificados citados por la agencia de noticias japonesa Kyodo.

También le pidió garantías de entrega estable y rápida de los envíos de vacunas en curso, agregó Kyodo.

En Japón, las vacunas contra el coronavirus comenzaron a llegar a mediados de febrero y cubrieron a menos del 1% de sus más de 126 millones de habitantes.

El lento proceso se ve obstaculizado por la escasez de vacunas en medio de los controles de exportación de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Kono dijo que se espera que el ritmo de los envíos de vacunas aumente a partir de mayo.

Con el desarrollo de vacunas nacionales aún en las primeras etapas, Japón depende de las importaciones, por lo que firmó acuerdos con Pfizer -la única aprobada hasta ahora por las autoridades sanitarias niponas-, AstraZeneca y Moderna.

El Gobierno de Japón se aseguró 314 millones de dosis -incluidas las 144 millones de dosis de Pfizer- suficientes para cubrir a toda su población a fines de este año.

Al abordar las preocupaciones sobre la escasez de trabajadores médicos que administran los fármacos, el Gobierno recientemente revisó una ley para reclutar enfermeras que se jubilaron o que están de licencia para ayudar temporalmente con las vacunas.

El aumento de casos llevó al Gobierno a emitir un estado de alerta para Tokio y otras nueve prefecturas urbanas.

También alimentó dudas sobre si los Juegos Olímpicos de Tokio del 23 de julio al 8 de agosto pueden seguir adelante, y de qué manera.

Japón agregó 4.532 casos en las últimas 24 horas, para un total de 525.218 desde que comenzó la pandemia, con 9.584 muertes, informó hoy el Ministerio de Salud. (Télam)