Con el sindicato docente convocando a una huelga para reclamar ser incluidos en la prioridad en la vacunación contra el coronavirus, el estado de San Pablo inició hoy el ciclo lectivo 2021 en forma presencial en un sistema mixto, en la red pública de educación.

San Pablo tiene 46 millones de habitantes y es el estado más rico de Brasil. Según la Secretaría de Educación paulista, 5.100 escuelas que dependen del gobierno estadual (provincial) abrieron hoy sus puertas para un cronograma mixto, de clases presenciales y online.

El gobierno de San Pablo dijo que el docente que adhiera a la huelga tendrá el día de trabajo descontado.

El sindicato de docentes determinó el viernes una huelga para las clases presenciales porque considera que no existe seguridad sanitaria suficiente.

El gobierno paulista, luego del fracaso de las aulas online en la red pública el año pasado, decidió proveer 750.000 chips con datos 4G para alumnos y de 2.000 reales (unos 400 dólares) para que cada docente compre su propia computadora, además de la compra de 356.000 PC y tablets para uso dentro de las escuelas.

El reinicio de las clases en el sistema híbrido se produjo luego de que el 27 de enero se reiniciaran en el sistema privado paulista. En la ciudad de San Pablo, la mayor ciudad sudamericana, las escuelas municipales abrirán para presenciales el 15 de febrero.

Las aulas de las escuelas deberán tener un sistema rotativo con 35 por ciento de ocupación, teniendo en cuenta que el estado de San Pablo está en fase amarilla frente a la pandemia, siendo el más afectado por la Covid-19 en Brasil, 1,8 millón de infectados acumulados y 54.614.

La ciudad de Río de Janeiro, la segunda más poblada del país, prevé iniciar el sistema presencial el próximo 24 de febrero aunque ha comenzado este lunes las clases en forma remota.

Allí también hay huelga de docentes para las clases presenciales en reclamo de la aplicación temprana de la vacuna.

En Santa Catarina, estado fronterizo con Misiones, se iniciaron las clases presenciales en la red privada de educación.

Las clases presenciales para actividades extras y recuperación de alumnos había comenzado en gran parte de Brasil en septiembre pasado.

El ciclo lectivo en Brasil comienza a fines de enero e inicios de febrero, dependiendo de los estados, y termina a mediados de diciembre, con un mes de vacaciones en julio.

Brasil superó los 3,7 millones de vacunados hasta el viernes pasado. (Télam)