La oposición en Francia pidió hoy al presidente Emmanuel Macron que dé el primer paso ante la parálisis política por la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento, y un día después de que el mandatario pidiera "compromisos" para asegurar la gobernabilidad en el país.

Ayer, en un mensaje televisado, Macron pidió lograr acuerdos puntuales con las fuerzas del arco político, y "superar las diferencias políticas" para "construir compromisos nuevos" que permitan encontrar "una mayoría más", pero ningún partido quiere darle un cheque en blanco.

"Es él quien está entre la espada y la pared, no nosotros (...) Si continúa con su proyecto, no tiene mayoría absoluta, y es él quien está atrapado, quien bloqueará Francia", aseguró la diputada de izquierda Valérie Rabault citada por la agencia de noticias AFP

Si Macron y la primera ministra Élisabeth Borne quieren "llegar a acuerdos con la derecha, que lo hagan. Si no, que vengan con propuestas ante el Parlamento" y diputados y senadores buscarán "compromisos, como ocurre hoy en día", dijo por su parte el senador socialista Rachid Temal.

Con diferentes énfasis, una parte importante del arco político pidió a Macron que renuncie a parte del programa con el que fue reelegido en abril, argumentando que el mismo quedó desacreditado con la pérdida de la mayoría absoluta.

En las legislativas celebradas en junio, la coalición centrista de Macron, ¡Juntos!, obtuvo 245 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional (Cámara baja), 44 menos que los necesarios para llegar a la mayoría absoluta.

El resto del hemiciclo se reparte principalmente entre la alianza de izquierda Nupes, que logró 137 escaños, la extrema derecha de Marine Le Pen (89) y la derecha tradicional (61).

Ante la situación de bloqueo, anoche Macron pidió "compromisos" con "una voluntad de unión y de acción por la nación".

"Para avanzar de manera útil, corresponde ahora a los grupos políticos decir con total transparencia hasta dónde quieren llegar", insistió el dirigente, quien descartó un Gobierno de unión nacional.

El partido de derecha Los Republicanos (LR) rechazó la idea de una coalición con ¡Juntos! y abogó por aprobar leyes "caso por caso" y la extrema derecha consideró que corresponde a Macron dar "el primer paso" y decir a qué está dispuesto a "renunciar" de su programa.

La portavoz del Gobierno, Olivia Grégoire, negó que el jefe de Estado haya dado un "ultimátum" a la oposición, cuando la urgió en su discurso de anoche a "aclarar" sus posiciones.

El escenario actual de mayoría simple es poco habitual en la segunda economía de la Unión Europea.

Desde la llegada de la Quinta República en 1958, solo se dio una vez con el expresidente socialista Francois Miterrand de 1988 a 1993. (Télam)