La oposición en el Reino Unido afirmó hoy que un proyecto de ley que busca endurecer las penas por acciones de protesta, impulsado por el primer ministro Boris Johnson, es similar o peor que normas que rigen en Rusia y Bielorrusia, informó la prensa internacional.

El Partido Laborista sostuvo que la iniciativa “va más allá que la ley de reunión y manifestación de Vladimir Putin”, según la agencia de noticias británica The Press Association.

En tanto, el Partido Nacional Escocés dijo que el proyecto tiene “impactantes similitudes” con “siniestras” normas vigentes en Rusia y Bielorrusia, según la agencia Europa Press.

Esas afirmaciones tuvieron lugar durante la segunda sesión de debate del proyecto de Ley de Orden Público.

La ministra del Interior, Priti Patel, rechazó la comparación, a su juicio “errónea” y “equívoca”, en su intervención ante el Parlamento.

El proyecto “no busca reprimir la libertad de expresión” sino “proteger a la población de graves interrupciones de sus vidas cotidianas provocadas por protestas dañinas”, explicó.

La iniciativa incluye medidas que ya fueron rechazadas por la Cámara de los Lores en la Ley de Policía, Delitos, Sentencias y Tribunales.

Entre ellas se encuentran la penalización de la obstrucción de redes de transporte y la perturbación de infraestructuras nacionales clave, tales como ferrocarriles, rutas e imprentas.

Asimismo, procura otorgar nuevas competencias a la Policía, como el derecho a interrumpir el tránsito y registrar a cualquier persona en busca de objetos utilizados para encadenarse.

Los encadenamientos fueron utilizados por grupos ecologistas como Aislemos Reino Unido (Insulate Britain) o Paremos el Petróleo en sus protestas. (Télam)