El Comité Internacional de Auschwitz reprochó a la Justicia alemana haber demorado durante décadas la persecución judicial a los criminales nazis, lo que permitió que muchos murieran sin siquiera recibir una acusación.

"Saber que los autores (de crímenes) de los campos (de concentración) pudieron vivir su vida en su mayor parte sin ser acusados ni amenazados, sin tener que rendir cuentas por sus crímenes ante un tribunal alemán, ha agobiado a los sobrevivientes toda su vida", señaló Christoph Heubner, vicepresidente del Comité, en declaraciones al grupo de medios alemanes Funke publicadas hoy.

Añadió que el hecho de que recién ahora se responsabilice a los autores de crímenes es "un fracaso y una falla del sistema de Justicia alemán que se ha extendido por décadas".

Motivo de las críticas son acusaciones presentadas a principios de febrero contra un exguardia, de 100 años, del campo de concentración de Sachsenhausen y una exsecretaria del campo de concentración de Stutthof, de 95 años, reseñó la agencia de noticias alemana DPA.

Heubner sostuvo que ambos habían formado parte de la maquinaria de los campos de concentración y exterminio alemanes, y aclaró que para los sobrevivientes no se trata de venganza sino de justicia, la cual no tiene fecha de caducidad o prescripción.

"Y por eso estos juicios siguen siendo importantes, aunque a estas alturas los autores de crímenes y las víctimas sobrevivientes hayan alcanzado ya una edad muy avanzada", indicó. (Télam)