Tras años de constante crecimiento económico, incluso a contramano del mundo en momentos de crisis, el gobernante Partido Comunista de Vietnam comenzó hoy un congreso clave en el que se definirán quiénes serán las nuevas autoridades del país y el rumbo político y económico que mantendrán durante los próximos cinco años.

Vietnam es el quinto socio comercial de la Argentina y es el segundo país que más superávit le genera, después de India, según datos del INDEC de noviembre pasado. Según explicaron fuentes de la Cancillería argentina, la economía vietnamita es "complementaria" por la producción contraestacional y la especialización en diferentes productos agrícolas.

Este creciente vínculo bilateral es apenas un desprendimiento del constante aumento del PBI del país del Sudeste Asiático.

Creció un promedio anual de alrededor de 6% desde 2015 y casi un 3% el año pasado, un período en el que la pandemia coronavirus llevó a la recesión, sino a una crisis profunda a casi la totalidad del mundo.

El hombre considerado responsable de este crecimiento económico sostenido es el secretario general del partido, Nguyen Phu Trong, el mismo dirigente de 76 años que a partir de hoy tratará de renovar la confianza en el congreso de la única fuerza política del país.

Vietnam tiene un sistema de partido único y la dirección colegiada del Partido Comunista, el Politburó, es el que decide cómo implementar las líneas programáticas que cada cinco años define el congreso partidario.

Además de decidir si Trong es reelecto para un tercer mandato, los cerca de 1.600 delegados del congreso deben elegir al presidente del país -un cargo principalmente protocolar-, al primer ministro y al titular de la Asamblea Nacional.

Aunque poco se conoce de las pujas internas dentro de las primeras líneas del partido, medios extranjeros estimaban hoy que Trong tiene grandes posibilidades de ser reelecto.

El sistema vietnamita establece que los 1.587 delegados del congreso del Partido Comunista deben ser elegido en asambleas locales en las 63 provincias y municipalidades del país.

A su vez, esos delegados eligen a los 200 miembros del llamado Comité Central y son estos últimos los que definen quiénes serán los entre 15 y 19 miembros que puede tener el Politburó.

En el contexto mundial, Vietnam -una excolonia francesa que asestó a Estados Unidos su peor derrota militar del siglo XX-, suele aparecer en el debate público por dos temas: denuncias de violaciones a los derechos humanos contra opositores y su creciente influencia comercial.

El país se benefició de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que reorientó el comercio mundial y se está convirtiendo en un importante centro tecnológico, según informó la agencia de noticias AFP. 

Sin embargo, el equilibrio de sus relaciones con Estados Unidos y China no es fácil.

Estados Unidos lo acusó recientemente de devaluar deliberadamente su moneda frente al dólar para obtener una ventaja comercial, mientras China sigue siendo su mayor fuente de materiales y equipamiento para su próspera industria manufacturera. 

Por el contrario, Vietnam suele acompañar los reclamos de Washington contra las reivindicaciones de China sobre todo el Mar de China Meridional, una zona estratégica por donde circula el 30% del comercio internacional y donde Hanoi mantiene reclamos territoriales. (Télam)