Los alegatos contra el excarabinero de Chile (policía) acusado de causar heridas oculares y dejar ciega a Fabiola Campillai, actual senadora, comenzaron hoy en la justicia en el inicio del juicio por uno de los casos más emblemáticos ocurridos durante el denominado estallido social de 2019.

La Fiscal de Alta Complejidad Paola Zárate destacó durante sus alegatos de apertura "la intencionalidad del acusado en el uso de la carabina anti-gases y la nula colaboración del exfuncionario público durante la investigación", según informó la institución en las redes sociales.

El Ministerio Público pide 12 años de cárcel para Patricio Maturana por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves y gravísimas al dispararle a Campillai con una bomba lacrimógena.

Por otro lado, los representantes de la víctima y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) solicitaron la pena de 15 años .

"El primer acto de reparación es la obtención de la justicia para quienes hemos sufrido violaciones a los derechos humanos. Espero que los tribunales de justicia estén a la altura en la condena", manifestó Campillai, que en marzo pasado asumió como senadora.

Este alegato tiene expectante al país, ya que es uno de los casos más simbólicos de las violaciones de derechos humanos que se produjeron en Chile en ese periodo.

El 26 de noviembre de 2019 Campillai perdió la vista y el olfato tras el impacto de la bomba lacrimógena en la comuna (barrio) de San Bernardo, que recibió en su cara cuando estaba esperando tomar el transporte público para dirigirse a su sitio de trabajo.

Posteriormente, a mediados de julio de 2020, la Fiscalía tuvo pruebas de que el policía contaba una cámara portatil GoPro, lo que hizo más duras las medidas cautelares, lo que conllevó a prisión preventiva el 21 de agosto y fue procesado siete días después.

Maturana, quien pertenecía la 14ª Comisaría de San Bernardo, fue dado de baja de la institución el 14 de agosto junto a otro funcionario, el también excapitán Jaime Fernández, aunque no se notificaron acciones legales en su contra.

La medida fue revertida por Corte de Apelaciones y se decretó arresto domiciliario total, lo que generó la molestia de Campillai quien expresó: "Donde estemos, salgamos a las calles y destruyamos todos y quememos todo".

"Es lo mismo que estar de vacaciones, recibiendo un sueldo y el apoyo de todos los pacos (carabineros) desgraciados", criticó entonces Campillai.

Paralelamente, a mediados de julio del año pasado, Campillai fue promovida por la coalición política conformada por independientes, Lista del Pueblo, para apoyar su candidatura al Senado de Chile.

Finalmente, durante las mega elecciones de Chile del 21 de noviembre de 2021, fue electa senadora. (Télam)