El segundo juicio político al ahora expresidente Donald Trump, un hito histórico en Estados Unidos, comenzó hoy en el Senado para determinar si el exmandatario incitó a la insurección antes del ataque al Congreso en enero pasado, un proceso que podría durar semanas y cuya resolución dependerá de que los demócratas convenzan al menos a 17 legisladores republicanos de condenar a su correligionario. (Télam)