El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que el país está preparado para defenderse ante lo que consideró amenazas de Colombia contra la nación, y el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano, ironizó con que en la administración bolivariana "se asustaron" por el anuncio de su Gobierno de crear una fuerza militar de élite que combatirá a grupos armados ilegales.

Con esas declaraciones cruzadas, Venezuela y Colombia escalan por enésima vez los enfrentamientos verbales que mantienen hace años y que hicieron que en 2015 Maduro cerrara el principal puente fronterizo y que Bogotá reconociera como mandatario interino al opositor Juan Guaidó.

"Estamos listos para la defensa armada del territorio nacional cuando haga falta, en el lugar y en el momento adecuado, que (el presidente de Colombia) Iván Duque no se equivoque con Venezuela", expresó Maduro durante una alocución transmitida por el canal estatal Venezolana de Televisión y recogida por la agencia Sputnik.

Maduro destacó el pronunciamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB, fuerzas armadas), que advirtió se encuentra en alerta para contener cualquier incursión en su territorio y el comunicado de la Asamblea Nacional (parlamento) que exigió a Colombia el cese de amenazas y acciones de guerra contra su país.

Para la administración de Maduro, Duque impulsa un plan para desestabilizar el país, y por eso tiene responsabilidad en los supuestos planes frustrados de atentados contra las instituciones del Estado.

Caracas también señaló a Duque como uno de los responsables de la denominada Operación Gedeón, una incursión marítima registrada el 3 de mayo de 2020, que presuntamente tenía como objetivo asesinar a dirigentes políticos e incluso al propio Maduro.

El presidente venezolano redobló hoy sus ataques y además de resaltar las chance de defensa de su país, advirtió que la totalidad de la droga decomisada en territorio nacional “el 100% viene de Colombia, un narcoestado dirigido por Iván Duque".

"Si sumamos las sustancias, los laboratorios destruidos y droga incautada son más de 65.000 millones de dólares que nuestras fuerzas militares y policiales lograron destruir en su accionar permanente", comentó y denunció que la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, en inglés) era “la principal aliada” de los carteles colombianos y los grupos narcotraficantes en Venezuela.

Para Maduro, Estados Unidos debe revisar por qué fracasó su política antinarcóticos y por qué fracasó la DEA.

Casi a modo de réplica, Molano señaló que en el Gobierno venezolano "se asustaron" por el anuncio del Ejecutivo de su país de creación de un grupo militar de élite.

"Oyeron de un proceso que combate el narcotráfico y se asustaron", dijo Molano a la prensa, según declaraciones difundidas por su oficina de prensa.

Es que ayer, en otra declaración televisada desde el Palacio de Miraflores, Maduro le había pedido a los militares de su país “que limpien los cañones" de sus fusiles en caso de que deba contestar si Duque "se atreve a violar la soberanía de Venezuela".

Para Molano las palabras de Maduro no son nuevas: “Lo único que le puede decir uno a Maduro y a Venezuela es que dijeron lo mismo en la época de (Álvaro) Uribe, lo repitieron en la época de (Juan Manuel) Santos y ahora lo vuelven a repetir, aquí, en esta época", dijo.

El jefe de la Defensa colombiana insistió en que el nuevo cuerpo "busca combatir el narcotráfico y toda su cadena", en referencia a los grupos ilegales Clan del Golfo, las disidencias de las ex FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la agrupación Nueva Marquetalia, liderada por antiguos comandantes de las FARC, que el Gobierno colombiano denomina "Narcotalia" por su relación con el narcotráfico.

"Contra ellos vamos a operar de todas las formas para desmantelarlos", aseguró Molano.

La nueva disputa Caracas-Bogotá es también por las declaraciones de Maduro en las que consideró una "payasería" el Estatuto de Protección Temporal a migrantes venezolanos que el Ejecutivo colombiano anunció la semana pasada, y que funcionará como un mecanismo complementario al régimen de protección internacional de refugiados y beneficiará a más de dos millones de migrantes.

"La Cancillería de Colombia rechaza las absurdas declaraciones del dictador Nicolás Maduro en contra de las medidas de protección al migrante definidas por el presidente Iván Duque", afirmó ayer la Cancillería.

El Gobierno de Colombia desconoce el mandato de Maduro y califica de irregulares las elecciones presidenciales de 2018 en las que fue reelegido. (Télam)