Colombia volvió a quedar en el centro de la escena a partir de la información de que el comando que asesinó el miércoles al presidente de Haití, Jovenal Moïse, estaba integrado por 26 exmilitares colombianos, y sus autoridades ofrecieron colaboración para esclarecer esa participación.

"Hemos dado instrucción a la Policía y al Ejército para que se preste toda la colaboración en el esclarecimiento del magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse, ante la presunta participación de colombianos en ese abominable hecho", escribió en su cuenta de la red Twitter el ministro de Defensa, Diego Molano.

En la misma línea, el director de la Policía, general Jorge Vargas, detalló que se conformó un "equipo especializado" para aportar datos que solicitó la Interpol.

"Frente al magnicidio del Presidente de Haití, la INTERPOL_HQ solicitó hoy al Gobierno de Colombia y Oficina Central de INTERPOL PoliciaColombia información sobre algunos presuntos responsables de este hecho, quienes son de nacionalidad colombiana", escribió Vargas.

Explicó entonces que "se conformó un equipo especializado para que junto al Ejército de Colombia se envíe a Puerto Príncipe información recaudada, como horas de vuelo y datos financieros, de 6 personas: 4 de ellas capturadas y 2 que habrían sido neutralizadas en operativo policial de ese país".

En medio de escasa y confusa información sobre el grupo que mató a Moïse e hirió de gravedad a su esposa, el jefe de la Policía haitiana, Leon Charles, reveló anoche que el comando estaba integrado por 28 personas, 26 de ellas colombianas y dos estadounidenses de origen haitiano.

Ocho colombianos siguen prófugos, según Charles.

La cuestión generó sorpresa en algunos sectores sociales de Colombia y repudio en otros, sobre todo de la oposición, porque las fuerzas de seguridad del país son frecuentemente acusadas de excesos y de estar ligadas a grupos paramilitares e irregulares.

El secretario de Derechos Humanos de la CGT colombiana, Humberto Correa, exiliado en Argentina, fue uno de los que advirtió sobre la denuncia del haitiano Charles.

"Veinteseis asesinos formados en el Ejército colombiano asesinan al presidente de Haití. Son los mismos que asesinan sindicalistas y líderes sociales en Colombia. ¿Qué dirá el narcopresidente (Iván) Duque? ¿Qué son castro-chavistas?", se preguntó Correa en su cuenta de la red Twitter.

En otro mensaje, Correa escribió: "Ejército colombiano, vergonzosa escuela de sicarios y mercenarios".

Por su parte, el senador Gustavo Petro, excandidato a presidente y seguro postulante en 2023, también uso la red Twitter: "Todo indica que paramilitares colombianos fueron contratados para asesinar al presidente de Haití. Exportadores de antidemocracia". (Télam)