La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, instó hoy al primer ministro haitiano, Ariel Henry, a que facilite la defensa jurídica de sus 18 compatriotas detenidos en la isla, exmilitares acusados de ser mercenarios contratados para asesinar al mandatario Jovenel Moise, un magnicidio que aún conmociona al país caribeño.

"Colombia conoce perfectamente el dolor que hay en el pueblo haitiano por la muerte en circunstancias tan alevosas de Moise, pero también tenemos la obligación de asegurar que esos exmilitares que están involucrados tengan el derecho básico a una defensa jurídica", expuso Ramírez en una reunión virtual del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Ramírez hizo la petición de manera directa a Henry, quien formó parte de la reunión virtual organizada de manera extraordinaria para evaluar la reconstrucción de la isla después del terremoto de magnitud 7,2 del pasado sábado que causó miles de muertes y gravísimos daños materiales.

Agregó que los 18 colombianos tampoco tuvieron "una atención médica oportuna" y destacó que tienen el derecho legítimo de defenderse.

"Son personas que tienen que poder defenderse en un proceso. Algunos han confesado, no todos lo han hecho, y por eso es importante darles ese derecho, a presentar pruebas, a ser escuchados en un juicio para que también los que tengan que recibir una condena la reciban de manera drástica, como la merecen, pero que se haga dentro del respeto de ese derecho", abundó.

Asimismo, instó a Henry a ayudar "con su voz" y decir a la comunidad internacional que "Colombia es un país que ha sido siempre solidario con Haití" y que "los hechos individuales de unas personas no pueden restar nada a la relación entrañable que ha habido" entre ambos países.

Por último, abogó por que las autoridades "sean eficaces en investigar quiénes son los autores intelectuales" del magnicidio y reafirmó el compromiso de Colombia en brindar ayuda humanitaria a Haití por la catástrofe sísmica.

Ramírez, citada por la agencia de noticias Sputnik, dijo ayer ante la prensa que le ha insistido al embajador de Haití en Colombia, Jean Mary Exil, así como a las autoridades isleñas, para que se asigne "cuanto antes" un abogado para sus connacionales.

Moise fue asesinado el 7 de julio con 12 disparos en un ataque a la residencia presidencial, en Puerto Príncipe, en el que su esposa resultó herida.

Según las autoridades haitianas, el ataque fue cometido por un comando de militares colombianos retirados, de los cuales 18 fueron detenidos y tres murieron en un operativo policial posterior. (Télam)