Colombia comenzó a gestionar la liberación de opositores encarcelados en Nicaragua, informó hoy el canciller Álvaro Leyva, quien anticipó que apoyará una resolución de censura contra el país gobernado por Daniel Ortega en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por supuestas violaciones a los derechos humanos.

Leyra dijo que "estamos en vísperas de una moción que surge en resolución que sale en Ginebra, censurando a Nicaragua; son 53 países que van a manifestarse y Colombia está incluida".

Y argumentó, en una entrevista con la emisora local La W Radio, que la medida se adopta "porque todo tiene un límite y la buena voluntad se agota".

"De ninguna manera estamos con el señor Ortega", que está tratando a la oposición a las patadas", sentenció en la nota, según las agencias de noticias Sputnik y Europa Press.

Leyva agregó que el Gobierno de Gustavo Petro está tramitando una solicitud a Nicaragua para que sean liberados 21 opositores, incluyendo políticos y religiosos.

"Eso no quiere decir que, aun firmando una resolución, los 53 países dejemos de lado las preocupaciones, la suerte de los que están detenidos, entre ellos varios candidatos presidenciales", amplió.

Y se preguntó: ¿Esto qué es, por Dios? ¿O es que nos vamos a cruzar de brazos dejando que esa gente padezca y sufra?".

Leyva es blanco de críticas por la ausencia de Colombia en la sesión extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) del 12 de agosto, en la que Nicaragua fue condenada por persecución contra opositores.

Entonces, el canciller se excusó argumentando razones "humanitarias" y "estratégicas" que no detalló.

El jefe de la diplomacia colombiana calificó por primera vez a Ortega como uno de los "violadores por excelencia de los derechos humanos", en otro episodio de fricción en la ya resquebrajada relación entre ambas naciones.

"El presidente Petro, representado por la cancillería, tiene que manifestar que de ninguna manera estamos con el gobierno Ortega", añadió.

Al mismo tiempo, anunció que Colombia condenará a Nicaragua en una próxima sesión de Naciones Unidas.

Colombia y Nicaragua protagonizan un litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya sobre límites marítimos en el Caribe.

Leyva negó las versiones de los medios que aseguraban que Petro ofreció a Ortega, en el poder desde 2007, ceder en las pretensiones de Colombia ante la Corte a cambio de las liberaciones.

El Ejecutivo nicaragüense, que suele tener a la influyente vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo, como principal portavoz, acusa a los detenidos mencionados de ser "terroristas", "traidores a la patria", de actuar en "menoscabo a la integridad nacional" y urdir planes para realizar un golpe de Estado. (Télam)