Las autoridades de Colombia extraditaron hoy a Estados Unidos a seis personas, entre ellas Álvaro Córdoba, hermano de la senadora oficialista Piedad Córdoba, acusado por un tribunal de Nueva York de delitos de narcotráfico, informó la prensa local.

El envío del hermano de la congresista del Pacto Histórico se produjo durante una operación que encabezaron agentes de la agencia estadounidense antidrogas DEA.

La senadora Córdoba defendió varias veces a su hermano y atribuyó las acusaciones en su contra a un "montaje judicial".

"Que se muestren las pruebas que soportan este nuevo montaje judicial", escribió entonces la legisladora en sus redes sociales.

Alvaro Córdoba fue arrestado en Medellín en febrero de 2022 y un mes después fue pedido por autoridades de Estados Unidos, que lo consideran responsable del envío de grandes cantidades de estupefacientes hacia ese país.

En agosto del año pasado la Corte Suprema colombiana avaló su envío a Estados Unidos y en noviembre el Gobierno del presidente Gustavo Petro firmó la extradición.

Según la cadena Caracol, el traslado de Córdoba fue desde la base militar de Catam, en Bogotá, en un avión de la DEA, el mismo que llevó a los otros cinco detenidos.

La Justicia estadounidense acusa a Córdoba de asociación para delinquir, posesión y tráfico de armas de fuego y explosivos.

Según la investigación, Córdoba formaría parte de una organización criminal con ramificaciones en países como Venezuela y México.

"Soy inocente, las pruebas entregadas por Estados Unidos son ilícitas, nunca he traficado armas ni narcóticos, no he pertenecido a ningún grupo insurgente, al igual que mi familia", dijo Córdoba en enero, a la emisora Blu Radio. (Télam)