El gobierno de Colombia afirmó hoy que los dos miembros de la delegación del país a la Conferencia de las Partes (COP27) sobre cambio climático acusados de acoso sexual no son funcionarios oficiales.

“Esto es una calumnia; la Presidencia no tiene delegados y las personas que fueron acusadas no son no de la Presidencia, ni funcionarios públicos”, dijo el presidente Gustavo Petro en Twitter.

“Las acusaciones no están relacionadas con funcionarios del gobierno, ni menos con miembros de la delegación presidencial; cualquier información en contrario es difamatoria”, ratificó el ministro del Interior, Alfonso Prada, en la misma red social.

La cancillería colombiana informó ayer que dos miembros de la delegación del país a la COP27, que se celebra en Sharm el Sheij, Egipto, fueron suspendidos tras ser denunciados por acoso sexual.

“El Secretariado de la COP27 informó al gobierno de Colombia sobre una denuncia contra dos miembros de la delegación del país en este evento, por presunto acoso sexual”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

“El gobierno nacional es enfático en condenar y adoptar las medidas necesarias ante cualquier acto de intimidación, acoso o vulneración de los derechos de la mujer”, agregó la nota, que no dio detalles sobre las personas involucradas.

Sin embargo, Prada sostuvo hoy que al menos una de las personas acusadas “no viajó” a Egipto y sugirió que pudo haber ocurrido un caso de uso ilegal de credenciales oficiales, según la agencia de noticias ANSA.

“Solo cuando la Secretaría COP27 nos reconfirme nombres y verifiquemos la plena identidad de las personas, y que en realidad sean colombianos y hayan participado de los hechos, haremos pública la demás información, de conformidad con la ley”, subrayó el ministro. (Télam)