Colombia ratificó hoy que no prevé un acercamiento con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para reactivar los diálogos de paz, a menos que "cese su actividad criminal", y de ese modo salió a desmentir la posibilidad que el grupo había deslizado horas antes.

"No hay caminos exploratorios, cualquier camino exploratorio es a partir de que el ELN cese su actividad criminal. Una vez eso ocurra, por supuesto que empezaremos los caminos para un posible diálogo", expresó el alto comisionado de paz, Juan Camilo Restrepo a la emisora local RCN Radio.

Ayer, en el marco del quinto aniversario del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, el expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018) dijo que tiene conocimiento de que el mandatario Iván Duque busca retomar las negociaciones con el ELN.

"Tengo entendido que el presidente Iván Duque también está explorando caminos para reanudar conversaciones de paz con el ELN, eso nos llena de esperanza. En ese esfuerzo encontrará todo nuestro apoyo y estoy seguro que también el de Naciones Unidas y de la comunidad internacional", indicó Santos.

Sin embargo, ayer mismo Duque incluyó al ELN dentro de un conjunto de organizaciones a las que acusó de asesinar a líderes sociales y a exguerrilleros desmovilizados.

"Qué bueno hacernos la pregunta de quiénes están detrás de esos crímenes", dijo el mandatario en su discurso en el acto de celebración del quinto aniversario del acuerdo de paz con las FARC.

Click to enlarge
A fallback.

"Sin lugar a dudas ahí están presentes otras formas de violencia que no se han extinguido en el país: el ELN, el (cartel narco) Clan del Golfo, (las bandas criminales) los Pelusos, los Caparros, los Puntilleros y otra serie de organizaciones que antecedieron y que siguieron aún después de la firma de los acuerdos, pero que tenemos que enfrentarlos con determinación", agregó Duque.

A pesar de esto, Hoy, antes de que hablara Restrepo, el ELN aseguró a la emisora Caracol Radio que existe un mecanismo de buenos oficios, impulsado por Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad del Vaticano y la Iglesia católica colombiana, para buscar la posibilidad de retomar los diálogos de paz con el Gobierno.

"El propósito de este mecanismo es explorar la posibilidad de reanudar las conversaciones de paz con el Gobierno, pero a su vez, concretar algunas iniciativas humanitarias en las regiones", refirió Israel Ramírez, conocido como Pablo Beltrán, cabecilla del ELN y exjefe negociador de paz de esa agrupación.

Los diálogos de paz entre el Ejecutivo y el ELN, que se iniciaron a mediados de 2017, se suspendieron de manera unilateral por Duque en febrero de 2019, luego que esa guerrilla se adjudicara un atentado el 17 de enero con un vehículo que explotó en la Escuela de Cadetes General Santander de Bogotá, dejando 22 cadetes muertos y más de 60 heridos. (Télam)