La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, denunció hoy que el cónsul honorario de su país en Haití, Julio César santa, recibe amenazas y hasta fue blanco de un intento de atentado por ayudar a los mercenarios colombianos acusados del magnicidio del expresidente Jovenal Moise.

La denuncia de Ramírez fue durante un encuentro con la prensa internacional, pero la canciller no se explayó en detalles sobre esas supuestas amenazas y ataques que habría recibido Santa.

Sí explicó la funcionaria que los embates serían en respuesta a las gestiones de que el diplomático hizo para brindar ayuda humanitaria a los detenidos en Puerto Príncipe, según informó Caracol Radio y recogió la agencia DPA.

Santa fue varias veces al centro de detención en el que se encuentran los 18 ciudadanos colombianos, antiguos militares, detenidos por el asesinato de Moise.

Después de algunas de esas visitas, el cónsul denunció que sus compatriotas estarían siendo torturados.

El deterioro de la situación sociopolítica en Haití fue en aumento desde el asesinato de Moise, y derivó en un incremento de los secuestros y la violencia, con bandas armadas que dificultan la circulación de personas e impiden que el combustible llegue a la población.

Click to enlarge
A fallback.

Por el crimen hay cerca de 40 detenidos y varios prófugos, pero la Justicia no logra dar con el autor intelectual del hecho. (Télam)