Los empresarios privados de Colombia pueden desde hoy gestionar la compra e importación de vacunas contra la Covid-19, según una resolución del Ministerio de Salud próxima a ser publicada y que marcará una diferencia con las gestiones concentradas en el Estado que dominan el mundo en esta pandemia.

El secretario general de la Presidencia, Víctor Muñoz, reveló que está tomada la decisión de permitir que se autorice “el proceso de negociación, compra y aplicación de vacunas por parte del sector privado”.

Según el funcionario, aunque los detalles se conocerán en las próximas horas, está claro que solo podrán adquirirse vacunas que hayan sido autorizados por parte del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) para uso de emergencia y hayan cumplido con los criterios de aplicación, cadenas logísticas y responsabilidades para la inoculación.

Colombia aplicó ayer 97.577 dosis de la vacuna contra el coronavirus, con lo que se alcanzó un total de 3.867.076 dosis ya aplicadas dentro del Plan Nacional de Vacunación, de acuerdo a cifras oficiales del Ministerio de Salud.

Ayer, el Gobierno de Iván Duque anunció las fechas en las que espera recibir más inmunizadores, ante la inquietud que genera la falta de vacunas.

El mismo Muñoz dijo por televisión que en lo que queda de abril se espera 1 millón de dosis de Pfizer, otro millón de Sinovac y 912.000 de AstraZeneca, en este último caso a través del mecanismo Covax.

Para mayo, además, anunció que arribarán 2.231.000 de la estadounidense Pfizer, 3.500.000 de la china Sinovac y otras 200.000 de sueco-británica AstraZeneca.

El Gobierno aseguró que con estas entregas el país completaría las 14 millones de dosis recibidas, lo que permitiría avanzar más rápido con el Plan Nacional de Vacunación.

“Esto es muy importante porque llegaremos a 14 millones de dosis entre abril y mayo. Esto nos permitirá continuar con el ritmo de más de 650.000 dosis que se están aplicando a la semana y cumplir la meta de los 4 millones de vacunados antes del 25 de abril”, destacó Núñez.

Con todo, aclaró que el cronograma de llegadas es tentativo porque además de los retrasos en las fechas pautadas suelen generarse problemas logísticos. (Télam)