El gobierno de Colombia informó hoy que investiga a cinco compañías privadas, entre ellas una ubicada en Miami y de propiedad de un ciudadano venezolano, sospechadas de haber participado del reclutamiento de militares colombianos en retiro, de los cuales 26 están presuntamente involucrados en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

"Hemos logrado establecer aquí en Colombia unos vínculos, hasta el momento de comunicación, del señor Germán Rivera García y el señor Duberney Capador, muerto en Haití, con la empresa CTU Security basada en Miami, Florida", dijo el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, en conferencia de prensa.

El representante de esta empresa es Antonio Manuel Buitrago Valera, de nacionalidad venezolana, agregó el militar.

Rivera García es un capitán retirado del Ejército colombiano que fue detenido en Puerto Príncipe tras el asesinato de Moïse, mientras Capador era un sargento viceprimero retirado que resultó muerto en un operativo policial y que supuestamente se encargó de reclutar a los mercenarios en Colombia y trasladarlos a Haití.

"Diecinueve pasajes aéreos fueron comprados a través de una tarjeta de crédito registrada en Miami perteneciente a una empresa de seguridad registrada en ese lugar", la cual es CTU Security, precisó Vargas, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El oficial afirmó que los 18 colombianos que permanecen detenidos en Haití más otros tres que murieron en un operativo policial usaron esos boletos en la ruta Bogotá-Santo Domingo, luego de lo cual pasaron a territorio isleño.

El pasado viernes, Vargas reveló que se investigaba a cuatro compañías colombianas que habrían participado en el reclutamiento de los mercenarios.

Asimismo, refirió hoy que tanto Rivera García como Capador tuvieron comunicación "con el señor James Solajes", ciudadano haitiano-americano que se entregó a las autoridades haitianas y está detenido en el marco de las investigaciones por el asesinato.

El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que su gobieno colabora con la Policía Internacional (Interpol) y con las autoridades de Haití, República Dominicana, Panamá, Estados Unidos y Ecuador para esclarecer el crimen y dar con los autores intelectuales del homicidio. (Télam)