Cocaleros opositores al Gobierno de Bolivia, que el fin de semana habían iniciado una marcha hacia La Paz desde los valles de Yungas en reclamo del cierre de un nuevo mercado que comercializa la planta en la capital, lograron hoy ocupar ese predio tras romper el cerco policial, en medio de enfrentamientos y gritos.

Pasado el mediodía, integrantes de la Asociación Departamental de Productores de (Adepcoca) rompieron el cerco que la Policía había armado en Villa El Carmen e ingresaron al mercado cuyo cierre demandan.

Desde hace semanas, dos sectores de productores de coca se disputan el control de la comercialización de la hoja que -según cifras de la ONU- moviliza unos 173 millones de dólares al año.

Desde 2017, cuando Evo Morales era presidente, las leyes bolivianas autorizan la siembra de 22.000 hectáreas de cultivos de hojas de coca, 14.300 en la región de Los Yungas de La Paz y 7.700 en la zona del trópico de Cochabamba.

Los dos centros legales de venta están en La Paz y en la ciudad de Sacaba, en el departamento Cochabamba, pero el sector identificado como oficialista logró que se autorizara un nuevo mercado en La Paz para sus afiliados.

Los productores de Adepcoca fueron recibidos en la sede del nuevo establecimiento con bombas molotov, pero aun así lograron entrar y sacaron a la calle varios taques de coca (bolsas de unos 22 kilogramos), y prendieron fuego a algunos muebles, según reporta el sitio de Página Siete.

Este medio y la red Fides dan cuenta de al menos dos heridos por esquirlas de las explosiones.

Los manifestantes –que habían salido el fin de semana desde varios puntos para confluir en La Paz- festejaron la virtual toma del mercado al grito de “sí se pudo”.

El Gobierno no logró en meses un acercamiento entre los grupos en conflicto.

El agravamiento de las diferencias se dio en septiembre del año pasado, cuando el Ejecutivo reconoció al productor Arnold Alanez como líder de la Asociación de Productores de Coca, aunque éste no tenía el apoyo del sector tradicional.

Si bien en Bolivia la coca tiene múltiples usos tradicionales, entre ellos la medicina natural, gran parte de la producción de hoja de coca se desvía a la cocaína, de la que el país es el tercer productor mundial después de Colombia y Perú. (Télam)