El titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, señaló este viernes que la "crisis de confianza" en Gobiernos, empresas y sindicatos de América Latina podría frenar el crecimiento económico del subcontinente, tras lo cual recomendó a los gobernantes de la región "colocar la confianza en el centro de la toma de decisiones".

Claver-Carone es el primer estadounidense en dirigir el BID, fue asistente de Donald Trump y en la Argentina se lo vincula con el Stand-By que el FMI acordó con la gestión de Mauricio Macri, ya que en 2020, en una videoconferencia con diplomáticos chilenos, reconoció que el gobierno de Trump se involucró de lleno para que el organismo le diera a la Argentina "el programa más grande del Fondo Monetario".

"Yo estaba en el Fondo Monetario, y el programa más grande en la historia del Fondo Monetario lo ocupamos para la Argentina. Que se haya mal manejado el programa, que no se haya ejecutado bien por parte de Argentina, y les haya costado la elección (por la derrota electoral de Macri), es una cuestión", reconoció en aquella intervención, en el marco de un foro organizado por el Consejo Chileno para las Relaciones Internacionales.

Este viernes, Claver-Carone presentó el reporte del BID con sus proyecciones económicas para América Latina, ocasión en la que realizó algunas definiciones y advertencias sobre la actualidad de la región, entre las que incluyó un llamado a resolver el "problema" de la falta de confianza en las instituciones públicas, que considera "acuciante".

En el informe, el BID sostiene que apenas una de cada diez personas que viven en América Latina y el Caribe cree que los demás actuarán de manera adecuada, lo que constituye a esta región del mundo en la que registra mayores niveles de desconfianza, un diagnóstico que -según la entidad- debe ser afrontado con mayor transparencia y fortalecimiento de las instituciones como prioridades de la agenda política.

"Colocar la confianza en el centro de la toma de decisiones gubernamentales reavivaría significativamente el desarrollo en la región", subrayó el presidente de la entidad al presentar el reporte, mientras que uno de los autores del estudio, Carlos Scartascini, líder del Grupo de Economía del Compartamiento del propio BID, convocó a los gobiernos respectivos a "aumentar la confianza" porque -planteó- "invertir en la confianza paga".

Click to enlarge
A fallback.

"Una mayor confianza acelerará el crecimiento, que es una de las grandes asignaturas pendientes de la región. Al mismo tiempo, permitirá afrontar mejor las reformas urgentes que necesita la región saliendo de la pandemia", agregó Scartascini en un párrafo revelador, en declaraciones que fueron citadas por la agencia de noticias AFP.

Durante la gestión de Trump en Estados Unidos, Claver-Carone fue asesor adjunto para el Hemisferio Occidental desde el Consejo Nacional de Seguridad: de origen cubano-estadounidense, su designación al frente del BID terminó con una tradición no escrita de la política hemisférica según la cual un latinoamericano solía encabezar esa institución, clave por su capacidad de financiar proyectos de desarrollo e infraestructura.

(Télam)