Una coalición financiera liderada por el expresidente del Banco de Inglaterra (BoE) Mark Carney prometió hasta 130 billones de dólares de fondos privados para alcanzar los objetivos netos de cero emisiones para 2050.

En el marco de la COP26 de Glasgow, Escocia, y en el llamado día de “Negocios y Finanzas”, la Alianza Financiera de Glasgow para Net Zero (Gfanz), que está compuesta por más de 450 bancos, aseguradoras y administradores de activos en 45 países, se comprometió a ayudar a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En la práctica, esto significa que los préstamos bancarios que se destinarían a un campo petrolífero, o una mina de carbón, se desvían a energías renovables o a un producto hipotecario que subsidie viviendas de alta eficiencia.

"La arquitectura del sistema financiero mundial se ha transformado para lograr el objetivo cero. Ahora contamos con las infraestructuras esenciales para que el cambio climático pase de la periferia a la vanguardia de las finanzas, de modo que todas las decisiones financieras tengan en cuenta el cambio climático", dijo el ex gobernador del BoE, enviado especial de la ONU para la Acción Climática y la Financiación y Asesor de Finanzas Privadas de la COP26.

"Sólo este enfoque principal puede financiar los 100 billones de dólares de inversión que se calcula que se necesitan en las próximas tres décadas para un futuro de energía limpia", agregó

Según Carney, el rápido y a gran escala, aumento del compromiso de capital con la energía neta cero, a través del GFANZ, hace posible la transición a un mundo de 1,5°C.

Click to enlarge
A fallback.

"Para aprovechar esta oportunidad, las empresas deben presentar planes de transición sólidos y los gobiernos establecer políticas predecibles y creíbles. Esto dará a las finanzas la confianza necesaria para invertir, impulsando las acciones climáticas y suavizando la transición hacia el cero neto, impulsando el crecimiento y el empleo, y forzando las emisiones a la baja. Trabajemos juntos para aprovechar esta oportunidad", afirmó.

Por su parte, Nigel Topping, impulsor de la "Acción Climática de Alto Nivel de la ONU para la COP26, dijo que para mantener 1,5° C al alcance, "necesitamos que los propietarios, gerentes, prestamistas y aseguradores de capital realineen sus modelos comerciales con la ciencia climática".

"El núcleo del sistema financiero ahora está comprometido públicamente con esa tarea. Y tendrá un efecto dominó en la economía mundial. Ahora necesitamos que los gobiernos ayuden a hacer el trabajo, estableciendo políticas ambiciosas que puedan desbloquear, acelerar y ayudar a dirigir la inversión hacia donde más se necesita".

Mientras que Michael Bloomberg, copresidente de la Alianza Financiera de Glasgow para Net Zero, agregó que "ganar la batalla contra el cambio climático requerirá grandes cantidades de nuevas inversiones y la mayoría tendrá que provenir del sector privado".

"Los líderes en finanzas tienen fuertes incentivos para actuar, y bajo el liderazgo de Mark Carney y Nigel Topping, GFANZ creció hasta incluir algunas de las instituciones financieras más grandes del mundo. Esperamos aprovechar este progreso en la próxima fase del trabajo de la alianza, mediante la creación de las herramientas y la coordinación de toda la industria que necesitamos para convertir los compromisos en acciones y acelerar la transición a una economía global neta cero", dijo.

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, anunció hoy en la COP26, los planes para obligar a todas las instituciones financieras y empresas cotizadas en el Reino Unido a publicar cómo pasarán a cero neto a partir de 2023.

La mayoría de las grandes empresas e instituciones financieras del Reino Unido se verán obligadas a mostrar cómo pretenden alcanzar los objetivos del cambio climático.

“Estoy orgulloso de que, bajo el liderazgo del Reino Unido, el número de firmas financieras comprometidas con los planes Net Zero se haya triplicado, y los activos cubiertos ahora suman 130 billones de dólares", expresó este mediodía al presidir el evento de líderes financieros en la ciudad escocesa de Glasgow.

"Aprovechar los billones de dólares controlados por estas empresas en la lucha contra el cambio climático es fundamental. Así que anuncié nuevos requisitos para que las empresas publiquen sus planes de transición neta cero. Juntos podemos proporcionar el dinero que el mundo necesita para detener el cambio climático catastrófico", subrayó. (Télam)