El ministro de Defensa de India, Rajnath Singh, anunció hoy que las tropas de su país y de China completaron la retirada de una zona en disputa de su frontera común en el Himalaya tras meses de severas tensiones y nueve rondas de conversaciones "militares y diplomáticas".

“Después de nueve rondas de conversaciones se produjo un escenario favorable para nosotros; el Congreso alega que cedimos territorio indio, pero mientras tenga mi sangre y mi vida en este organismo, nunca cederemos ni una pulgada a ningún país", manifestó Singh, según el diario Hindustan Times.

"El país no permitirá ninguna acción unilateral en nuestra frontera por parte de nadie, no nos quedaremos callados; después de nueve rondas de conversaciones diplomáticas y militares, la retirada está completa”, enfatizó el funcionario durante la conferencia de jóvenes de BJP en el distrito de Salem en Tamil Nadu, y agregó que China acordó retirarse también.

Los países vecinos, ambos poseedores de armas nucleares, se enfrentaron en una guerra fronteriza en 1962 y desde hace tiempo se acusan mutuamente de intentar avanzar sus fronteras en la región india de Ladakh, frente a Tibet.

El año pasado, a mediados de mayo, la contienda se reavivó y ambas partes desplegaron 50.000 soldados en el territorio; a mediados de junio, durante la última escaramuza, murieron 20 soldados indios en el estratégico valle del río Galwan.

Por su parte, Beijing informó el viernes, ocho meses después, que cuatro de sus soldados habían muerto en ese enfrentamiento, su primera confirmación de bajas.

Los altos comandantes militares del Ejército de la India y del Ejército de Liberación Popular de China (EPL) celebraron varias rondas de reuniones en el este de Ladakh para discutir una mayor retirada de sus tropas a lo largo de la controvertida Línea de Control Real (LAC).

India y China comparten una frontera de 3.500 kilómetros que genera disputas en otros puntos de Ladakh, inclusive en Aksai Chin, un corredor estratégico que une a Tíbet con el oeste de China a la altura del valle de Galwan, como en el paso de Naku La, ubicado más al este, que conecta al estado de Sikkim con Tíbet. (Télam)