China dejará de construir centrales de carbón en el extranjero para luchar contra el calentamiento climático, anunció hoy el presidente Xi Jinping ante la Asamblea General de la ONU.

"China va a reforzar su apoyo a otros países en desarrollo para favorecer las energías verdes o de bajo contenido de emisiones y no construirá nuevas centrales de carbón en el extranjero", dijo en un discurso pregrabado, ya que no participa de la Asamblea General en forma presencial.

El anuncio responde al reclamo de organizaciones no gubernamentales a Beijing para que deje de financiar este tipo de proyectos en el extranjero.

El emisario estadounidense para el clima, John Kerry, fue por su parte categórico en este punto al señalar durante una visita a China a principios de septiembre, al estimar que la construcción de centrales de carbón en el país asiático amenaza con reducir a la nada los esfuerzos mundiales de lucha contra el cambio climático.

Kerry aseguró entonces que había pedido a las autoridades chinas que dejaran de construir totalmente este tipo de centrales para "no arruinar la capacidad del mundo para lograr la neutralidad carbón para 2025".

Asimismo, el presidente Xi reiteró el compromiso chino de alcanzar la neutralidad carbón "antes de 2060" y de llegar al pico de emisiones para "2030".

(Télam)