Camioneros chilenos iniciaron hoy un paro para exigir al Gobierno de Gabriel Boric medidas por mayor seguridad y ayuda para costear el alto precio de los combustibles.

Los trabajadores denuncian un "aumento descontrolado e impune de asaltos, robos, saqueos de las cargas transportadas, con un alto riesgo a la vida e integridad de los choferes".

Al paro, convocado por la Confederación de Transportistas "Fuerza del Norte" y que incluyó bloqueos parciales de rutas del norte del país, se fueron sumando otros gremios, como la Agrupación de Propietarios y Conductores de Camiones "Paine".

La medida de fuerza es también para reclamar por el alto costo de los combustibles con constantes alzas en sus precios, explicó el presidente del gremio convocante, Cristian Sandoval, quien agregó que el problema "es insostenible para el rubro del transportista del pequeño y mediano empresario".

Sandoval dijo en declaraciones a la emisora Radio Biobío que la protesta continuará "hasta escuchar una propuesta del Gobierno".

El dirigente dijo que el 3 de noviembre "se tuvo un acercamiento" con el Ejecutivo, que les pidió un tiempo para preparar su respuesta a las peticiones, plazo que acabó el ayer.

"El tiempo se acabó ayer, debido a eso nos estamos movilizando", dijo Sandoval.

En el marco de la protesta, varias ciudades del tramo norte y centro de Chile amanecieron con camiones paralizados.

En Iquique, minutos después de la medianoche camioneros cortaron el tránsito en una pista de la Ruta 16, que conecta con la frontera con Bolivia, mientras en la región de Coquimbo, 400 kilómetros al norte de Santiago, se realizaron varias concentraciones durante la madrugada.

En la Región Metropolitana (Santiago) el paro se fijó en el kilómetro 41 de la Ruta 5 Sur ( el tramo sur de la principal arteria de comunicación terrestre en el país) con más de 100 camiones que se apostaron en la vía, en ambas direcciones.

En el lugar había presencia policial y camiones con y sin acoplado estacionados de manera diagonal.

En tanto, el presidente de la Confederación Nacional de Transportes de Carga (CNTC), Sergio Pérez, dijo que si bien ellos no están movilizados, tampoco llamarán a terminar la protesta.

"Nosotros no somos nadie para llamar a deponer la justa movilización de los colegas, este es un problema que tiene que resolver el Gobierno, esto tiene que resolverlo hoy día de forma urgente el Gobierno", dijo Pérez. (Télam)