El Gobierno de Chile expresó hoy su preocupación por la crisis política que se vive en Perú e hizo un llamado a garantizar los derechos fundamentales de la población, a partir de las protestas que se registran en el país contra el gobierno de Dina Boluarte, que dejaron al menos 40 muertos desde su inicio en diciembre pasado.

“Chile hace un llamado a las autoridades del vecino país a garantizar los derechos fundamentales de la población, respetando las reglas del uso proporcional de la fuerza en el control de las manifestaciones”, subrayó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores

El mensaje pide asegurar que los organismos correspondientes realicen las investigaciones para aclarar los hechos y las responsabilidades involucradas en las muertes de los manifestantes y en general en los casos en que hay un uso desmedido de la fuerza por parte de las policías.

“Al mismo tiempo, apela a todos los actores políticos y sociales a abrir las puertas a un diálogo inclusivo, pacífico y democrático que permita dejar atrás la violencia que ha marcado estas jornadas”, agrega el documento.

Por último, el Gobierno de Chile se mostró dispuesto a aportar en el diálogo para que Perú "pueda superar el difícil momento" construyendo los acuerdos que sean necesarios.

Perú vive una ola de protestas desde el 7 de diciembre pasado, cuando Boluarte sucedió al presidente Pedro Castillo, destituido por el Congreso horas después de que anunciara la disolución del parlamento y el establecimiento de un Gobierno de excepción con supresión de garantías constitucionales.

Ante las muertes durante las manifestaciones, el Ministerio Público de Perú abrió una investigación contra Boluarte por presuntos delitos de “genocidio, homicidio calificado y lesiones graves”. (Télam)