El presidente de Perú, Pedro Castillo, recibió hoy las charreteras que el máximo héroe del Ejército peruano, el coronel Francisco Bolognesi, llevaba cuando murió a manos de tropas chilenas en la Guerra del Pacífico, en 1880.

Tanto esas insignias de Bolognesi como los portalones de la corbeta Unión, también participante de aquel conflicto, fueron devueltos por el gobierno de Chile.

“Llamo a reflexionar sobre el significado de las acciones heroicas de los peruanos que entregaron su vida por un fin superior”, afirmó Castillo en la ceremonia, realizada en el palacio de Torre Tagle, sede de la cancillería peruana.

“Que su ejemplo nos impulse a trabajar juntos para lograr un Perú más justo y equitativo para todos”, agregó el mandatario, según la agencia de noticias Andina.

Bolognesi, que estaba herido, fue muerto de un culatazo el 7 de junio de 1880 en el morro de Arica, tras negarse a rendirse ante las tropas chilenas que habían vencido a la coalición boliviano-peruana en la batalla de Arica.

Entre los oficiales que acompañaban en ese momento a Bolognesi estaba el teniente coronel Roque Sáenz Peña -quien a partir de 1910 sería presidente de la Argentina-, que también estaba herido y sería llevado a Santiago, Chile, donde permanecería varios meses preso.

Perú reconocería el heroísmo de Sáenz Peña a tal punto que en 1905, para que pudiera encabezar el desfile militar con motivo de la inauguración del monumento a Bolognesi, el Congreso lo ascendió a general de brigada.

En tanto, los portalones son parte del marco de entrada a la corbeta Unión, que sus tripulantes hundieron en el puerto de El Callao en enero de 1881 para evitar que cayera en poder de Chile después de que Lima fuera ocupada por las tropas chilenas.

Ambas reliquias fueron repatriadas el 27 de mayo pasado, tras gestiones entre los gobiernos de ambos países que comenzaron en 2019 y poco después fueron interrumpidas debido a la pandemia de coronavirus.

La Guerra del Pacífico se extendió entre 1879 y 1884. Chile venció en ella a la alianza entre Bolivia, que entonces perdió su acceso soberano al océano, y Perú, que perdió el territorio de Arica. (Télam)