SANTIAGO DE CHILE, 25 DIC - Al menos 200 casas destruidas y cerca de mil damnificados causó el incendio que afectó a dos cerros de Valparaíso, a 120 kilómetros al oeste de Santiago de Chile.

Lo informó hoy el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, tras el Comité Operativo de Emergencia al que acudió también el titular de la Vivienda, Cristián Monckeberg, y el director de la Oficina Nacional de Emergencia, Ricardo Toro.

Blumel señaló que el siniestro se encuentra contenido y, de no mediar inconvenientes, no debería seguir afectando a más viviendas.

Añadió que se trabaja por tierra y aire para sofocar cualquier rebrote del fuego que se inició la tarde del martes en el sector del fundo La Plantación extendiéndose a los cerros Rocuant y San Roque.

Las llamas consumieron 150 hectáreas de bosques, puntualizando que "la prioridad fundamental es terminar de controlar el incendio aledaño a sectores forestales e iniciar cuanto antes el trabajo de apoyo y reconstrucción".

La autoridad indicó que todos los antecedentes del siniestro fueron puestos a disposición de la Fiscalía y confirmó que no descartan la intencionalidad e hizo un llamado a la ciudadanía a actuar con responsabilidad y a denunciar conductas sospechosas.

El ministro Monckeberg anunció que responderán "con prontitud, con subsidios de arriendo en lo inmediato y luego la vivienda definitiva".

Advirtió que no se construirá en zonas no habitables.

"El Estado no puede invertir recursos en zonas no habitables, por eso escucharemos y atenderemos la necesidad de cada damnificado según corresponda", aseveró.

Valparaíso sufrió un gran incendio el 12 de abril de 2014 que causó 15 muertos, más de 2.

900 viviendas destruidas, 12.

500 personas damnificadas y más de 500 heridos.

En esa oportunidad las llamas abarcaron ocho cerros, entre ellos el mismo Rocuant.

(ANSA).